viernes, 22 de septiembre de 2011
páginas relacionadas con DDM

這個頁面上的內容需要較新版本的 Adobe Flash Player。

get Adobe Flash Player

Nuestros colores
La montaña Tambor del Dharma (DDM) tiene dos colores estándares principales : el oro y el verde oscuro. El gris sirve como un color auxiliar.

El oro simboliza la "sabiduría". En las escrituras, podemos leer que: "El buda Amitahba (en chino, Amituofo) se manifiesta majestuoso con un rostro de oro". Este color del oro representa la sabiduría que es como el sol de los budas y bodhisattvas, que brilla de forma radiante en el mundo entero. Los seres ordinarios debemos seguir la trayectoria correcta de la verdad que Buda ha mostrado. Hacemos voto para dedicar nuestras vidas al logro de la sabiduría suprema, como Buda nos enseñó; por esta razón la asociación DDM está representada por color del oro.

El verde oscuro significa "compasión", y alude al alimento que un bosque proporciona a los seres que viven en él. La compasión es uno de los focos de interés principales de la protección del ambiente espiritual, y para proteger el ambiente espiritual necesitamos la compasión. Con ella podemos aguantar lo inaguantable, aceptar lo inaceptable, y renunciar a nuestros deseos. De este modo, el mundo entero puede conducirse hacia la paz y la armonía.
Nuestro color auxiliar es el gris, una mezcla de diversos colores. El Maestro Sheng-yen nos manda abstenernos de discriminar entre lo bueno y lo malo, lo alto y lo bajo, y uno mismo y los otros. Resalta la importancia de la armonía y la virtud del respecto mutuo. La asociación DDM se organiza sobre la base de la paciencia, la liberalidad, la buena voluntad, la paz y la veneración.

Los seguidores de la asociación DDM andamos el camino que los bodhisattvas han pavimentado para nosotros, y actuamos como ellos lo han hecho. Como creyentes sinceros, seguimos las enseñanzas de Buda en nuestra búsqueda de la sabiduría, que chispea como el oro puro. Bajo la dirección del Dharma precioso, recibimos a todos los seres sensibles con consciencia y amamos como el verde profundo de un bosque. Para aliviar la pobreza espiritual y salvar al mundo rutinario del derrumbamiento, hacemos voto de dedicarnos con todo el corazón al bien del mundo.