Antiguo Abad Presidente
Venerable Guo Dong, Antiguo Abad Presidente de la Montaña Tambor del Dharma
El Venerable Guo Dong nació en Keelung, Taiwán, en 1955, y se ordenó monje en 1993 con el Venerable Maestro Sheng Yen, fundador de la Montaña Tambor del Dharma (DDM, por sus siglas en inglés) y recibió el nombre del Dharma, Guo-Dong Zheng-Jiao (果東正皎). El venerable fue reconocido como uno de los herederos del Dharma del Maestro en 2005. Ha servido como el segundo, el tercero, el cuarto, y el quinto abad presidente de la DDM entre 2006 y 2018.

A través de su madre, devota budista, el venerable entró en contacto con el Budismo a una edad temprana. A medida que fue creciendo, su búsqueda por entender por qué los seres humanos no disfrutan de tranquilidad y verdadera libertad, y su búsqueda por el significado de la vida le motivó a visitar el Monasterio Nung Chan en la Ciudad de Taipei por primera vez en 1991, donde comenzó a aprender el Dharma con el Maestro Sheng Yen.

En enero de 1992, el Venerable Guo Dong asistió a su primer retiro Chan de 7 días orientado por el Maestro Sheng Yen en el Monasterio Nung Chan, donde oyó al Maestro Sheng Yen decir que “la Mente Bodhi significa hacer cosas significativas por el bien de los demás a través de darse". Fueron estas palabras las que cambiaron el curso de su vida y lo inspiraron a decidir hacerse monje. Hacia finales de marzo del mismo año, asistió a un retiro de recitación del nombre de Buda Amitabha de 7 días, lo cual fue profundizando su resolución de llevar una vida monástica. En agosto, se mudó al Monasterio Nung Chan para participar en el noviciado como postulante, y luego en septiembre de 1993 se convirtió oficialmente en monje.

El 2 de septiembre de 2006, el Consejo de la Sangha de la DDM lo eligió como Abad Presidente, y posteriormente en 2007 fue nombrado Presidente de la Universidad de la Sangha del Tambor del Dharma. Fue continuamente reelecto abad presidente en 2009, 2012, y 2015, sirviendo, respectivamente, como el tercero, el cuarto, y el quinto abad presidente de la DDM, por un plazo total de 12 años.

Siguiendo las enseñanzas del Maestro Sheng Yen, el Venerable Guo Dong siempre se ha instado a sí mismo a darse por el bien de todos, a purificar las mentes humanas y establecer una tierra pura en la tierra, a reunir a los monjes y los practicantes laicos, y a aprovechar al máximo los conocimientos y los esfuerzos conjuntos. En lo que concierne al trabajo caritativo, se ha dedicado con mucho entusiasmo a diversas actividades, en las emergencias y casos de desastres naturales tanto en Taiwán como en el extranjero, para dar asistencia cuidadosa a las víctimas.

Además de sus incesantes visitas a los devotos, el Venerable Guo Dong ha viajado frecuentemente a muchas partes del mundo, tales como los Estados Unidos, Canadá, Tailandia, Malasia, Singapur, China continental y Hong Kong, para propagar el Dharma. En muchos seminarios a gran escala, conferencias en universidades, o en charlas del Dharma para empresas, comunidades, y organizaciones no lucrativas, el Venerable Guo Dong se encuentra a menudo compartiendo el Dharma con su estilo único de ocurrencias humorísticas, transmitiendo vívidamente la sabiduría del Budismo, que conecta a las audiencias. Sus respuestas, a menudo entusiastas, reflejan el ingenioso enfoque que utiliza para introducir las enseñanzas budistas.

Durante su cargo de abad presidente de la DDM, el Venerable Guo Dong ha sido muy popular entre los devotos a través de las palabras de sabiduría destilada de su propia vida. Por ejemplo, insta a la gente a adoptar una mente tierna al “apreciar todas y cada una de las oportunidades de encontrarse los unos con los otros, y al valorar todos los cambios, giros e imprevistos en nuestra vida.” Tomando prestados sus 12 años de experiencia en liderar la sangha de la DDM, a menudo le gustaba compartir su adagio personal que dice: “Comprender los fenómenos, tolerar la situación, seguir comunicando, y mejorar nuestra propia práctica.”Sus libros redactados, incluyendo Make Vows, Not Complaints; Forgive and Let Go, to Form and Live in Favorable Conditions; y Building a Family of Blessings and Wisdom, reflejan su filosofía personal sobre cómo ayudarnos a nosotros mismos y a los demás a disfrutar de un cuerpo y una mente pacífica, buena salud, bienestar, y felicidad.

Manteniendo armonía y sincera honestidad en tratar con la gente y las cosas, él, que es una persona de principios, siempre se muestra contento de comunicarse con las personas. Después de dejar su puesto, el Venerable Guo Dong ayudará al abad presidente recién elegido de la DDM en los asuntos de propagar el Dharma, poniendo en práctica las enseñanzas del Maestro Sheng Yen de que “Donde haya necesidad, iré y daré de mí mismo, para servir,” y continuará su compromiso en el cuidado social budista, interactuando con los diversos campos de la sociedad.