viernes, 14 de diciembre de 2011
páginas relacionadas con DDM

這個頁面上的內容需要較新版本的 Adobe Flash Player。

get Adobe Flash Player

El Orígen del Festival de Ullambana (Festival de los Fantasmas) Según el Budismo Chino, en el Séptimo Mes del calendario Lunar.














Según el Sutra Ullambana, de entre los diez discípulos principales del Buda Shakyamuni, Maudgalyayana, el que más sobresalía por sus poderes sobrenaturales, debido a su profunda preocupación por no saber dónde renació después de la muerte su madre (quien fuera avara y codiciosa mientras estaba viva) usó sus poderes espirituales y vio que su madre renació en en el infierno de los fantasmas hambrientos y estaba sufriendo incesante y miserablemente de hambre. Aunque Maudgalyayana trataba de usar todos sus poderes sobrenaturales para socorrer a su madre para liberarse del sufrimiento, por muchos poderes espirituales que tuviera, no había nada que pudiera hacer al respecto. Entonces, no tuvo más remedio que pedirle ayuda al Buda Shayamuni.

Debido a que por aquel entonces en la India, desde el 15 de abril hasta el 15 de julio era la estación lluviosa de tres meses, por consiguiente, el Buda Shakyamuni estableció las normas por las que durante este período los monásticos deberían hacer el retiro de verano de tres meses e instalarse en un sitio fijo dedicándose a la práctica budista, sin poder salir afuera para viajar a pie medigando por su comida hasta el 16 de julio, fecha en que el retiro finalizaba. Al día quince del séptimo mes se le denomina “día de Pravarana de la Sangha (también llamado Día del Deleite del Buda)”. En ese día, todos los monásticos, que viven diseminados en una misma zona, deben reunirse para confesar sus propios errores y faltas y arrepentirse sinceramente delante del Buda. Después de tres meses de práctica intensiva, muchos de los monásticos alcanzaron grandes progresos en su práctica, algunos de los cuales incluso obtuvieron uno de los cuatro frutos (de la "entrada en la corriente, del "último regreso", o del "no regreso" y del "estado de arhat"), convirtiéndose en seres santos. Si uno hace ofrendas a estos santos que acaban de obtener los frutos o a los practicantes que han recién finalizado su práctica, podrá obtener gran mérito. Por consiguiente, el Buda Shakyamuni le dijo a Maudgalyayana que en ese día, aprovechando la oportunidad de que todos se reunían en una gran asamblea delante de él allí, podría realizar ofrendas de comida y bebida a los monásticos, dedicándo a su madre los méritos así generados por el acto de ofrenda, de esta manera ella podría liberarse del sufrimiento del hambre.

Por consiguiente, siguiendo esta historia, todos los años cuando llega el 15 de julio, los budistas hacen ofrendas a los monásticos y organizan ceremonias budistas para liberar a los seres del sufrimiento en el reino de los fantasmas hambrientos, este es el origen del Festival de Ullambana (Festival de los Fantasmas). La palabra sánscrita “Ullambana” , cuyo significado original es “ayudar a aquellos que cuelgan boca abajo”, significa eliminar el sufrimiento del infierno. Este Sutra Ullambana, después de ser transmitido a China, coincide ocasionalmente con la leyenda del “mes de los fantasmas” en la cultura china, durante el cual las puertas del infierno se abren en el primer día del séptimo mes y se rinde culto a los ancestros y a los muertos. En lo que concierne a la leyenda de que las puertas del infierno se abren, según el Budismo ortodoxo, no es que ese día se abran realmente las puertas y salgan todos los seres del reino de los fantasmas hambrientos, sino que solo cuando las personas tienen la intención de realizar acciones meritorias por los fantasmas hambrientos, vienen a recibir las ofrendas para ellos; si no hay nadie que rece por ellos o les realice ofrendas, tampoco vendrán. Por lo tanto, el pensamiento de que “Nada marcha bien en el mes de los fantasmas”, en realidad, no es más que un efecto psicológico. En las regiones de no habla china, como no existen dichas leyendas acerca del mes de los fantasmas, no hay tabúes relacionados con lo que se debe evitar en este mes.

Desde el punto de vista espiritual, el hecho de que los chinos rindan culto a los antepasados en el Festival de los Fantasmas, que se celebra el día 15 del séptimo mes lunar, es una manifestación de agradecimiento a sus ancestros. Sin embargo, el Festival de Ullambana en el Budismo es también una expresión de la piedad filial, por consiguiente, los budistas contemporáneos llaman al séptimo mes lunar“Mes de la Piedad Filial”. No obstante, el mejor momento para mostrar piedad filial para con nuestros padres es cuando todavía están vivos. Como hijos, debemos cuidar de nuestros padres en la vida cotidiana y exhortarlos a tener creencias religiosas. No debemos esperar a que nuestros padres pasen a mejor vida, pensando en recitar el nombre de Buda y dedicarles los méritos generados para facilitar su renacimiento en un reino mejor, eso es poner lo secundario por encima de lo importante.