lunes, 25 de septiembre de 2011
páginas relacionadas con DDM

這個頁面上的內容需要較新版本的 Adobe Flash Player。

get Adobe Flash Player

¿Quién es un bodhisattva?
Para muchos fieles budistas, el último objetivo de la práctica es alcanzar la total iluminación o budeidad. Para lograr este alto fin, nos esforzamos en cultivar la sabiduría y acumular méritos, y por medio de la práctica somos capaces de beneficiar tanto a otros como a nosotros mismos. Esta práctica es precisamente la tarea del que recorre el camino del bodhisattva tal como está expuesta en las series de preceptos puros (a los que nos obligamos en la ceremonia de trasmisión): almacenar méritos y comprender la sabiduría para beneficio de todos los seres conscientes. Por medio del diligente cultivo de la sabiduría y los méritos, un seguidor del bodhissatva alcanzará la budeidad. En otras palabras, caminar por la senda del bodhisattva es la causa de la budeidad; la budeidad es el resultado de haber llevado a cabo la práctica del bodhisattva.
En los círculos budistas, oímos frecuentemente la palabra bodhisattva. Entre los budista chinos, esta palabra es una trasliteración fonética de pusa al chino, y se usa generalmente simplemente como un título para dirigirse a un fiel. En la vida monástica, también se usa como un título honorífico cuando se habla con o de un laico. Por otro lado, los no budistas cuando visitan un monasterio budista pueden pensar que los bodhisattvas son las estatuas que está colocadas en el altar. En realidad, tanto los budistas como los no budistas, no conocen el verdadero significado de este término. Por eso la clarificación de esta palabra es esencial para nuestra comprensión de lo que entraña la práctica del bodhisattva.

La palabra bodhisattva está formada por la unión de dos términos del sánscrito que significan “iluminación” y “ser consciente”, por lo que el término significa un ser consciente iluminado. “Iluminado” se refiere a la cualidad de haber alcanzado, en cierto grado, la iluminación, el despertar, la comprensión o la plena conciencia. Este concepto es muy rico y polivalente, y está lleno de matices. “Ser consciente” se refiere al ser vivo que tiene experiencia del mundo por la conciencia, sentimientos, sensaciones y emociones.

Así bodhisattva puede considerarse en cuatro niveles de significado. Primero, el ser que aspira hacia algo elevado para alcanzar la suprema sabiduría o iluminación. Segundo, el ser que aspira a esa iluminación para beneficio de todos los otros seres conscientes para que también puedan alcanzar la iluminación. Tercero, cada bodhisattva busca la total iluminación de su intrínseca naturaleza búdica. Cuarto, mientras se esfuerza por alcanzar esta iluminación, también intenta con el mismo esfuerzo el despertar a todos los innumerables seres conscientes para que logren la misma intrínseca naturaleza búdica. Considerando estos cuatro niveles juntos, podemos definir así el término bodhisattva: una persona que aspira a la budeidad mientras busca iluminar a todos los demás seres en el camino.