viernes, 21 de julio de 2011
páginas relacionadas con DDM

這個頁面上的內容需要較新版本的 Adobe Flash Player。

get Adobe Flash Player

Los beneficios de tomar refugio
Por el maestro Sheng Yen

Son muchos los beneficios de la toma de refugio en las Tres Joyas. Estos pueden cosecharse en vidas presentes y futuras y, en último término, conducir a la alegría de la liberación completa. Dichos beneficios pueden dividirse en ocho categorías:

1. Convertirse en un seguidor de los Budas.
2. Establecer una firme base para recibir preceptos.
3. Disminuir los obstáculos kármicos.
4. Posibilidad de acumular una gran cantidad de méritos.
5. Evitar el renacimiento en las formas inferiores de existencia.
6. Cualidad de no ser molestados por seres humanos y no humanos.
7. Capacidad de realizar todas las obras buenas.
8. Capacidad de convertirse en Buda.

En las escrituras budistas también hay muchas historias y parábolas que detallan estos beneficios. Por ejemplo, se supone que si uno toma refugio en las Tres Joyas, obtendrá méritos inagotables en el futuro. Funciona como un depósito grande de riqueza. Incluso si todos los habitantes de un país retiraran parte de ella durante siete años consecutivos, todavía quedaría una riqueza considerable. El mérito derivado de tomar refugio en las Tres Joyas es miles y millones de veces más grande que toda la riqueza albergada en dicho depósito. (De la Escritura de los preceptos de Bodhisattva para laicos)

Había una vez un ser celestial en el cielo de Indra cuya vida estaba próxima a su fin. Su cuerpo celestial comenzaba a deteriorarse y únicamente le quedaban siete días de vida. Tuvo una visión según la cual renacería como un cerdo y se afligió. Entonces le pidió al Indra, el rey celestial, que le ayudara, pero incluso el Indra era incapaz de hacer nada. Este le pidió que buscara la ayuda del Buda. El Buda le confirió los refugios y renació como un ser humano. Luego encontró y recibió las enseñanzas de Shariputra (uno de los discípulos principales del Buda, reconocido por su sabiduría), y, acto seguido, alcanzó la iluminación completa.

Tomar refugio en las Tres Joyas es algo muy valioso. El Buda ha declarado que una vez tomemos refugio en las Tres Joyas, seremos protegidos por los Cuatro Dioses Guardianes que protegen los cuatro cuartos del universo: Dhrtarashtra (en sánscrito), en el este; Virudhaka, en el sur; Virupakasha, en el oeste; y Vaishravana, en el norte. Estos cuatro dioses guardianes envían a treinta y seis deidades benignas para proteger del daño al receptor. Cada uno evita diferentes tipos del daño: algunos protegen de la enfermedad, otros del hambre, la ilusión, la aversión, la codicia, el robo, el miedo, etcétera.

Finalmente, cabe enfatizar que la toma de refugio en las Tres Joyas es solo el primer paso para convertirse en budista. Una vez hayamos tomado refugio, tendremos que embarcarnos en el camino de cultivación espiritual, lo que implica encontrar a un maestro y desarrollar una práctica regular. De hacerlo así, esto nos situará de seguro en el camino budista del despertar a la sabiduría y compasión.