lunes, 25 de septiembre de 2011
páginas relacionadas con DDM

這個頁面上的內容需要較新版本的 Adobe Flash Player。

get Adobe Flash Player

Las Cuatro Nobles Verdades
Charla por el maestro Jen Chun

用LINE傳送

Charla de la mañana del año nuevo chino impartida en el Centro de Meditación Chan el 14 de febrero de 1999 y traducida del chino al inglés por Guo-yuan Shi.


El sol, como el Cuervo Dorado que vuela tan rápido como una flecha,
nos urge a producir luz:
La luz que penetra la existencia y la vacuidad,
e impregna y deleita al cuerpo y a la mente.
La luna, como el Conejo de Jade que corre tan rápido como una lanzadera,
nos alienta a proteger la luminosidad:
La luminosidad que distingue entre lo correcto y lo incorrecto,
y fortalece y purifica nuestro cuerpo, habla y mente.

Feliz año nuevo, damas y caballeros. Les deseo sinceramente a todos ustedes una buena salud corporal y mental, y felicidad para toda su familia. Espero respetuosamente que este año practiquen la sabiduría y, a través de la sabiduría, que conozcan su cuerpo y mente, cultiven su carácter, y que se comporten de acuerdo a los principios de la compasión y la virtud para poder beneficiar a todos los seres sensibles. Además, aliento respetuosamente a todos ustedes a cultivar la bodhicitta, la mente compasiva, y a seguir el gran camino del bodhisattva con confianza y diligencia.

En el chino se compara al sol con el Cuervo Dorado, lo cual significa que el tiempo es valioso y pasa rápido. Las enseñanzas del Buda nos instan a hacer el mejor uso posible del tiempo y a transformarlo todo en luz de sabiduría. Debemos hacer el mejor uso de nuestras facultades sensoriales para revelar nuestra luz de sabiduría. En el Budadharma, el término “luz” representa la profunda realidad que comprendió el Buda. Una vez que una persona comprenda esta realidad, hará el mejor uso de su tiempo y no volverá a reincidir nunca más en malas costumbres. Seguirá el gran camino del Dharma.

Hay muchas puertas del Dharma, pero todas ellas encajan en dos categorías. Hay puertas a través de Sunyana, término sánscrito que significa vacuidad, y hay puertas a través de la miríada de cosas existentes, tales como nuestros cuerpos y mentes y todos los fenómenos y entorno que se nos presentan. La mayoría de los seres sensibles no conocen la verdadera naturaleza de estas cosas. Sus mentes están sumergidas en las situaciones que les suceden. Siempre dando vueltas y vueltas, se dejan capturar por el reino del samsara.

El Buda hizo una profunda investigación de su cuerpo y mente mientras que los experimentaba en ese mismo momento. Descubrió una profunda verdad: la naturaleza vacía de todos los dharmas. Descubrió y desarrolló gran claridad y gran luminosidad. Entonces fue debido a su propia experiencia que alentaba a todos a observar cuidadosamente las sensaciones y las manifestaciones de los fenómenos delante de nosotros mismos para comprender la verdadera naturaleza de existencia. La luz de la sabiduría puede penetrar los fenómenos. Una vez que eso haya ocurrido, ya no moras mas dentro de esa vacuidad; vuelves a los fenómenos y a la sociedad y haces contribuciones, utilizando los principios de vacuidad y de dependencia mutua. El Budadharma no empieza por el mundo externo para explicar las cosas. Lo explica todo a partir de aquí mismo, a partir de tu propio cuerpo y mente en este momento. Si investigas la naturaleza de tu cuerpo y mente aquí y ahora, momento tras momento, de manera gradual serás liberado del sufrimiento. El cuerpo es como un calabozo oscuro y peligroso, y la mente es como un abismo. Dado que el Buda comprendió la naturaleza de todo, él es capaz de emitir luz para iluminar a los seres sensibles y orientarlos gradualmente a salir del calabozo y del abismo. Una vez que salgamos del calabozo y del abismo, nuestros cuerpos y mentes estarán a gusto, sin impedimentos.

En la leyenda china y de la india, se compara a la luna con un conejo de jade. Es de jade porque emite luz fría y brinda alivio y placer a las personas en el clima tropical. Es un conejo porque se mueve rápidamente. La luna también se compara con la lanzadera del tejedor, que se mueve rápidamente de adelante para atrás. La luna nos recuerda, nuevamente, que el tiempo pasa rápido y que deberíamos hacer el mejor uso del tiempo que tenemos para beneficiarnos del Budadharma, para liberarnos a nosotros mismos de la oscuridad y para alcanzar la luminosidad. Tenemos que manifestar la luz de la sabiduría en este mundo. Eso significa que debemos comportarnos en concordancia con las realidades de este mundo, erradicar nuestras malas costumbres y hábitos y pasar al lado de la luz, al Budadharma. Una vez que lo hayamos hecho, podremos seguir el camino del Buda y, como los Bodhisattvas, dedicarnos al Budadharma vida tras vida, haciendo el mejor uso de nuestro tiempo.

El seguir el Budadharma da autenticidad a nuestras vidas. Nuestras acciones, habla, pensamientos y sentimientos serán correctos, virtuosos, y en concordancia con el Budadharma. Nuestras acciones serán buenas, y nuestras palabras serán acertadas, correctas y breves. Eliminaremos gradualmente nuestras aflicciones, ya sean ramificaciones (las ramas) o las raíces de las aflicciones. Cuando hayamos eliminado nuestras aflicciones, nuestras mentes estarán a gusto, tranquilas, y sin impedimentos.

¿Qué es el carácter sólido? La mayoría de las personas consideran que esto significa salud física y mental, pero en el Budadharma la solidez significa vigor, plenitud y profundidad. Una persona que comprende el Budadharma puede hacer el mejor uso de él o de ella misma y permanecer en un estado impasible. Él o ella son inquebrantables. Sabemos que la mayoría de nosotros estamos profundamente afectados por las vicisitudes de la vida. Por ejemplo, si recibimos alabanzas, las disfrutamos y estamos contentos. Si al momento siguiente nos critican, entonces inmediatamente nos sentimos infelices. Cuando una persona ha comprendido el Budadharma, dichos fenómenos no pueden afectarle a él o a ella. Ese es el estado de no tener impedimentos.

Pero la verdadera razón por la que cultivamos y aprendemos el Budadharma, y que tratamos de salir del samsara y entrar en el nirvana, es por el bien de todos los seres sensibles. Tienes que cultivarte para liberar a los seres sensibles del samsara. Este es el objetivo de cultivar y aprender el Budadharma. La luminosidad reconoce la claridad, pero, ¿qué significa la claridad? Cuando una persona abandona gradualmente la impurificación, él o ella se dirigen hacia la claridad, un estado sin ningún enredo. Por ejemplo, una persona laica puede practicar los cinco preceptos, que ofrecen una base fuerte para la práctica de una etapa más elevada y, al final, puede conducir a la liberación.

La claridad tiene otro significado: una persona que practica sinceramente el Budadharma finalmente podrá estar completamente en concordancia con el Budadharma y será capaz de alcanzar el nirvana en cualquier momento. Sin embargo, la esencia del Budadharma no es sólo beneficiarte a si mismo sino a todos los seres sensibles, de manera que tal persona, un gran practicante, permanece entre los seres sensibles, ayudándolos y brindándoles orientación para que todos puedan alcanzar la Budeidad.

En conclusión, espero sinceramente que todos nosotros, a partir de este momento y en adelante, vivamos en claridad y sin impedimentos, y que practiquemos juntos el camino del Buda hasta que todos nosotros alcancemos la Budeidad.