sábado, 18 de noviembre de 2011
páginas relacionadas con DDM

這個頁面上的內容需要較新版本的 Adobe Flash Player。

get Adobe Flash Player

II. Relaciones de la Vida con la Muerte
La vida y la muerte no están separadas. La vida y el nacimiento siguen uno tras otro. No es necesario considerar un evento feliz el nacimiento, pero tampoco un gran peligro. Asimismo, la muerte no es necesariamente triste. Todo depende de la actitud. Es una gran pena no conocer la belleza de la vida, y no conocer el valor de la muerte puede ser un triste objeto de temor Una vez que reconoces que la vida y la muerte están íntimamente relacionadas, , puedes encontrar la dignidad en ambas.

Las personas pueden pensar que la vida es feliz, pero, sin dignidad, ¿dónde está la felicidad? Y si hay dignidad en la muerte, la muerte no es necesariamente triste. ¿Dónde se puede encontrar la dignidad? En tres áreas: el significado de la vida, el valor de la vida, y el objetivo de la vida. Estas áreas mencionan la ética, las relaciones sociales, la historia, la filosofía, y la investigación religiosa/espiritual, pero hoy vamos a examinarlos a través del Budadharma.

A. El Significado o la Importancia de la Vida

¿Por qué hay vida? ¿Por qué continúa? ¿Cómo una vida larga difiere de una corta? Para los budistas la vida es una oportunidad de pagar las deudas kármicas, las consecuencias de nuestras acciones pasadas. Planteándolo de otra manera, recibir y aceptar la apropiada retribución kármica tanto de las acciones virtuosas como de las malas en vidas previas.

B. El Valor de la Vida

En el primer nivel, el significado de la vida, aceptamos la retribución kármica. Concordamos con el principio de causa y consecuencia. En el nivel del valor de la vida tenemos la oportunidad de cumplir con todos los votos de las vidas pasadas, en esta vida. En este nivel tomamos acciones para cumplir con nuestras promesas.
El valor de la vida no es algo que alguien te asigna. No se deriva del prójimo. Sólo se origina de tu intención de cumplir tus responsabilidades y de tu devoción hacia los demás. Con el tiempo limitado y la energía que estás repartiendo, saca el mejor partido posible de lo que tienes y esfuérzate por ser lo más útil posible para aquellos que estén a tu alrededor. No importa si los demás saben o comprenden lo que haces ni tampoco importa cuánto logres. . El valor deriva simplemente de la volición, la obligación y la dedicación de sí mismo. Desempeñamos varios papeles – padres, hijos, cónyuges, profesores y alumnos. Todos los roles requieren una serie apropiada de acciones y responsabilidades. Nuestra responsabilidad es hacer lo mejor que podamos de acuerdo a lo que se requiere de nosotros.
Hacemos lo que es benéfico para los demás sin buscar nada a cambio. Eso es darnos a nosotros mismos. Empleamos lo que esté en nuestras manos , ya sea material o espiritual. Tratamos de ayudar no sólo a los individuos, sino también al entorno. De esta manera nos beneficiamos a nosotros mismos tanto como a los demás y practicamos el camino del Bodhisattva. Esto es el valor de la vida humana.

C. El Objetivo de la Vida

En este nivel miramos la vida y lo que está más allá desde una perspectiva amplia. Determinamos hacia adonde queremos ir en nuestras vidas, y esto incluye compartir lo que tenemos con todos los seres sensibles. Continuamos aspirando y haciendo votos que asegurarán nuestro crecimiento a través de una vida, así que, sin importar si nuestra vida es larga o corta, la vivimos con dignidad. Esta dignidad es genuina, no es algo recibido de los demás; es el resultado de un punto de vista verdadero y entero y de su propósito. No es algo que pueda sacudirse ni eliminarse.