lunes, 24 de septiembre de 2011
páginas relacionadas con DDM

這個頁面上的內容需要較新版本的 Adobe Flash Player。

get Adobe Flash Player

Ceremonia del Dharma del Bodhisattva Ksitigarbha
La Ceremonia del Dharma del Bodhisattva Ksitigarbha tiene sus orígenes en el Sutra de los Votos Fundamentales del Bodhisattva Ksitigarbha, que representa el espíritu de la piedad filial en la tradición budista.
El Bodhisattva Ksitigarbha (su nombre puede traducirse como Tesoro de la Tierra, Ksitigarbha en sánscrito; Ti-Tsan en chino), junto con el Bodhisattva Avalokitesvara Guan Shi Yin, el Bodhisattva Majushri y el Bodhisattva Samantabadra, es uno de los cuatro grandes bodhisattvas más ampliamente venerados en el Budismo.
A partir de las palabras del Sutra de los Votos Fundamentales del Bodhisattva Ksitigarbha, podemos saber que hace incontables eones había un Buda llamado "El Así Venido, Rey Autosuficiente del Samadhi de la Flor Iluminada". Durante el Período de la Aparición del Dharma, el Bodhisattva Ksitigarbha era una joven de la casta brahmán que tenía muchos méritos acumulados en vidas pasadas y era respetada y admirada por todos. Al caminar, estar de pie, sentarse y acostarse, siempre era rodeada y protegida por los dioses. Sin embargo, su madre, Yue Ti Li, no sólo no creía en la ley de causa y efecto, sino que despreciaba a las Tres Joyas (el Buda, el Dharma y la Sangha) y cometió mucha matanza de animales para obtener alimento.
Cuando la vida de su madre terminó, la joven de la casta Brahmán sabía que, según las enseñanzas budistas, con el karma negativo que había acumulado a través de las malas acciones, su madre renacería en el infierno y padecería grandes sufrimientos. La joven de la casta Brahmán, conocida por su piedad filial hacia su madre, vendió la casa, compró incienso, flores y frutas, e hizo una gran ofrenda en el templo del Buda "Así Venido, Rey Autosuficiente del Samadhi de la Flor Iluminada". Cuando vió la imagen del Buda, pensó para sí misma: “Si el Buda estuviera en este mundo, sin duda alguna me diría dónde ha ido mi madre después de su fallecimiento”.
La joven lloró mucho por un largo tiempo y, repentinamente, en el espacio se oyo una voz, la del Buda "Así Venido, Rey Autosuficiente del Samadhi de la Flor Iluminada", diciendo: “Mujer sagrada que lloras, no estés tan triste; te mostraré donde ha ido tu madre. Después de haber completado tus ofrecimientos, vuelve de inmediato a tu casa. Siéntate en meditación pensando en mi nombre y sabrás seguramente el lugar del renacimiento de tu madre”. Al volver a su casa, la joven se sentó en meditación invocando al "Así Venido, Rey Autosuficiente del Samadhi de la Flor Iluminada". Después de un día y una noche, de repente se vio a sí misma encontrándose al lado de un mar, donde habia cientos de miles de millones de hombres y mujeres sufriendo y hundiéndose en el agua, siendo arrebatados y devorados por las bestias malvadas.
Allí apareció un Rey de los Fantasmas que se llama“Sin-Veneno". Hizo una reverencia y se acercó para recibir y preguntarle a la joven de la casta Brahmán: “Bien, Bodhisattva, ¿Por qué ha venido aquí?” La joven le preguntó a Sin-Veneno: “¿Cómo es que ahora he venido a los infiernos?” “No hace mucho que mi madre murió, ¿si el Rey de los Fantasmas supiera dónde renacería mi madre?” Sin-Veneno le contestó: “Nadie puede venir a los infiernos a no ser que tenga un poder divino o un karma muy negativo acumulado”. Sin-Veneno juntó sus palmas y dijo a la joven de la casta Brahmán: “Ser sagrado, vuelva a su casa. Para usted no hay necesidad de preocuparse o sentirse triste, ya que gracias a sus actos de piedad filial haciendo grandes ofrendas y cultivando méritos en nombre de su madre en el templo del "Así Venido, Rey Autosuficiente del Samadhi de la Flor Iluminada", desde hace tres días, la mujer criminal Yue Ti Li ha nacido en los cielos. No solo su madre se ha liberado del infierno, sino que también, como resultado de tales méritos, otros pecadores en el infierno del sufrimiento ininterrumpido también han recibido la felicidad y han renacido en los cielos con ella. Cuando Sin-Veneno terminó de hablar, retrocedió con las palmas juntas.

La joven de la casta Brahmán despertó como de un sueño, comprendió la situación y, delante de la estupa y la imagen del "Así Venido, Rey Autosuficiente del Samadhi de la Flor Iluminada" en el templo, hizo grandes votos diciendo: “Hasta el final de futuros eones, que yo emplee muchos tipos de métodos hábiles para ayudar a todos los seres sensibles que están sufriendo por sus pecados cometidos y los guié hacia la liberación.”

Debido al poder de su piedad filial, el Bodhisattva Ksitigarbha liberó a su madre del infierno e hizo el gran voto de “no convertirse en Buda hasta que en el infierno no quede ningún ser sensible,” por consiguiente, el Bodhisattva Ksitigarbha es ampliamente admirado y respetado en el Budismo chino. Sus grandes votos, piedad filial, confianza y respeto por las enseñanzas del Buda, sirven como un ejemplo digno de imitar para los practicantes budistas.

En la Ceremonia del Dharma del Bodhisattva Ksitigarbha, que dura tres horas en total, además de salmodiar el Sutra de los Votos Fundamentales del Bodhisattva Ksitigarbha, también se recitan los versos en alabanza al Bodhisattva Ksitigarbha y su nombre sagrado. Durante el Festival Ching Ming, los participantes de la Ceremonia del Dharma del Bodhisattva Ksitigarbha oran sinceramente para que los antepasados fallecidos puedan liberarse del sufrimiento y alcanzar mucha felicidad y sus familiares puedan escapar de los peligros de los desastres y disfrutar de buena salud y longevidad.