domingo, 18 de noviembre de 2011
páginas relacionadas con DDM

這個頁面上的內容需要較新版本的 Adobe Flash Player。

get Adobe Flash Player

Ceremonia de Arrepentimiento del Emperador Liang
El Arrepentimiento del Emperador Liang es un libro litúrgico para el ritual del arrepentimiento recopilado por el maestro Chan, Bao Zhi, y otros eminentes monjes budistas a petición del Emperador Wu de la dinastía china Liang para liberar a su esposa, la reina Chi Hui, del sufrimiento. Hacer postraciones para demostrar arrepentimiento es un método de práctica para despertar la compasión que es inherente a todos nosotros a fin de ayudar a todos los seres sensibles, el cuál es considerado como un acto meritorio. No sólo es una realización de la práctica del Bodhisattva, sino también una práctica compasiva que beneficia tanto a uno mismo como a los demás. Por consiguiente, el Arrepentimiento del Emperador Liang es también conocido como el Arrepentimiento de la Compasión. Lo siguiente es el origen del Arrepentimiento del Emperador Liang.

En la Dinastía del Sur de China, Chi Hui era la esposa del emperador Wu y gozaba del favor de él.

Sin embargo, ella era extremadamente celosa y de temperamento cruel e irritable. Para lograr el amor exclusivo del emperador, utilizaba todo su ingenio en incriminar y hacer falsas acusaciones contra las concubinas del emperador.

En todo momento Chi Hui se sentía inquieta y angustiada. Al final, debido a su suspicacia y celos, murió de una enfermedad.

Después de la muerte, Chi Hui se reencarnó en el reino de los animales como una pitón. Todo el tiempo tuvo que experimentar los diferentes sufrimientos de haber obtenido un renacimiento animal.

Chi Hui no pudo soportar más dichos padecimientos y pidió ayuda al emperador para lograr conseguir la salvación.

Después de la muerte de Chi Hui, el emperador siempre estaba triste y deprimido. Un día, mientras el emperador estaba a punto de acostarse, escucho sonidos extraños fuera del palacio. Cuando el emperador fue a ver qué pasaba fuera del palacio, para su sorpresa, vio a una pitón mirándole con sus grandes ojos. En ese momento el emperador quedó atónito y no supo qué hacer.

El emperador le dijo a la pitón: “En mi palacio real se ejerce una rigurosa y estricta vigilancia de seguridad. Es imposible que entren las personas comunes, menos aún las pitones. ¡Seguramente tú eres una fantasma malvada!”

La pitón le dijo al emperador: “Yo era tu esposa Chi Hui. Mientras estaba viva, era muy celosa y tuve un temperamento extremadamente cruel e irritable. Siempre hacía el mal a los demás, y por consiguiente, después de morir renací como pitón. Ahora no sólo tengo que aguantar el hambre frecuentemente, sino que peor aún no encuentro ninguna cueva para albergarme. Hay muchos insectos pequeños que muerden cada una de las escamas que cubren mi cuerpo, por lo que experimento el dolor como si me quitaran las escamas con un cuchillo. Como me siento profundamente agradecida por todo tu cariño y los cuidados que me entregaste a lo largo de los años, ahora me atrevo a manifestar mi apariencia original tan espantosa delante de ti. Te ruego que acumules grandes méritos por mí para socorrerme y me ayudes a liberarme del reino de los animales.”

Cuando la pitón acabo de decir esto, desapareció.

Al día siguiente, el emperador reunió inmediatamente a muchos eminentes monjes budistas y le dijo a uno de ellos, el maestro Chan, Bao Zhi, todo lo que había pasado.

El maestro Chan le dijo al emperador: “Se debe hacer la práctica del arrepentimiento con postraciones a Budas y Bodhisattvas para purificar su karma negativo.”

Así que el emperador pidió al maestro Chan, Bao Zhi, y a otros venerables monjes budistas que recopilaran textos budistas de los sutras mahayanas tales como el Sutra del Nirvana, el Sutra del Loto, el Sutra Surangama, el Sutra Avatamsaka, etc., y nombres de los Budas que aparecen en ellos para componer un libro litúrgico, que tendrá diez fascículos en total, para el ritual del arrepentimiento. Después, el emperador organizó una ceremonia de arrepentimiento de acuerdo con este libro litúrgico para su esposa Chi Hui.

Al concluir la ceremonia de arrepentimiento, de repente se percibió una fragancia extremadamente agradable que se disperso en el interior, y que perduro por mucho tiempo. Cuando el emperador levanto la cabeza, vio a un ser celestial de aspecto hermoso.

El ser celestial le dijo al emperador: “Gracias a los méritos que has acumulado para mi beneficio haciendo la práctica del arrepentimiento y al poder de la erradicación del Budismo, ya me he despojado del cuerpo de pitón y he renacido en el Cielo de los Treinta y Tres. Por lo tanto, hoy vengo aquí para expresar mi más sincero agradecimiento.” Cuando terminó de decirlo, el ser celestial desapareció en el cielo.

Como el nombre de esta práctica del arrepentimiento proviene del Emperador Wu de la dinastía china Liang, se le denomina “el Arrepentimiento del Emperador Liang.“ Hacer la práctica del Arrepentimiento del Emperador Liang es uno de los mejores métodos para acumular méritos para el beneficio de nuestros familiares difuntos y antepasados, y también para devolver la bondad y el amor que nos han prodigado nuestros padres. Como los seres sensibles siempre estamos atrapados por la ignorancia, a menudo cometemos errores y perjudicamos involuntariamente a los demás a través de nuestro cuerpo, habla y mente sin darnos cuenta. A través de hacer la práctica de arrepentimiento con postraciones, nos arrepentimos mentalmente de nuestras malas acciones por ignorancia. Si hacemos mal a alguien, debemos pedirle perdón a esta persona o delante de un grupo de personas. Necesitamos aún arrepentirnos delante de la imágenes de Budas y Bodhisattvas para que sean testigos de nuestra sinceridad. De acuerdo al libro litúrgico para el Arrepentimiento del Emperador Liang, hacemos la práctica de arrepentimiento con postraciones y nos arrepentimos sinceramente de nuestras malas acciones, y reflexionamos sobre los errores que hemos cometido haciendo el voto de no volver a generar los sentimientos de odio, ira y celo, seguros de que podremos purificar los obstáculos kármicos.