martes, 26 de marzo de 2011
páginas relacionadas con DDM

這個頁面上的內容需要較新版本的 Adobe Flash Player。

get Adobe Flash Player

Preceptos y karma
Conferencias budistas
Pregunta:
Shi-Fu (el Venerable Maestro Sheng Yen), una vez Ud. dijo que la palabra y la acción crean karma, pero los pensamientos no; los pensamientos llevan a la palabra y a la acción creando karma, pero los pensamientos en sí mismos no. Antes yo había entendido que los pensamientos también eran dharmas.

Como tales ellos tienen una cierta fuerza, y así pueden afectar cosas. También Ud. dijo que el poder mental puede ayudar, herir, pero nunca matar. Esto no es ni acción ni palabra. Esto es puramente mental. Por ejemplo, al final del retiro, trasferimos méritos silenciosamente con la intención de ayudar a los seres vivientes. Para finalizar, el Mahayana dice que los pensamientos, solamente, pueden quebrar los preceptos. ¿Puede aclarar esta confusión?

Shi-Fu:
De las tres actividades – acciones, palabra y pensamiento – este último es el más importante. Si una persona aparentemente conciente actúa o habla sin conciencia mental, entonces o esa persona está sufriendo la influencia de una fuerza exterior o la persona es insana. Por eso, si la mente no está envuelta con el acto del cuerpo o de la palabra, no se crea nungún karma.

¿Qué sucede si la mente está activa y ni palabras o acciones se manifiestan? En este caso debemos distinguir entre preceptos y karma. La tradición Hinayana dice que los preceptos se quiebran cuando nuestros actos o palabras son responsables de ello. Con nuestra palabra o acciones podemos influenciar a otros, quizás demasiado. Por otro lado, si solamente la mente actúa, la influencia es más leve y mucho menor.

Pensar en robar no es un crimen. Debe actuar para quebrar la ley. El Hinayana no considera a los pensamientos como responsables de quebrar los preceptos. El Mahayana reconoce la mente como el componente más importante; por eso la mente puede quebrar los preceptos. Esto es decir que la intención es lo más importante. Más aún, malos pensamientos pueden crear mal karma pero el karma creado es más liviado que aquel creado por la palabra o la acción.

Recuerde, también, que Ud. está permanentemente pensando. Algunos pensamientos son buenos, otros malos, otros neutros. Todos ellos crean karma leve. Si Ud. solo presta atención a los malos pensamientos y se condena a sí mismo por ellos, entonces está cometiendo una injusticia. Ud. también tiene buenos pensamientos durante el día y estos crean buen karma. Así habrá un equilibrio. Por ejemplo, ahora todos Uds. están escuchando y tratando de entender el Dharma de Buda. Esto es bueno. Ud. está creando buen karma. Felizmente, durante el curso de nuestras vidas nosotros tendremos más pensamientos buenos que malos.

Aún si se toma en cuenta la tradición Hinayana, esto malos pensamientos no quiebran los preceptos; pero hay que ser consciente que si uno frecuentemente tiene malos pensamientos inevitablemente conducirán a cometer errores con la palabra y con el cuerpo. Es mejor lidiar con los malos pensamientos desde el principio y tratar de mantener la mente pura.

Estudiante:
¿Qué nos puede decir a respecto del libre albedrío versus predestinación en términos de karma? Una vez, el Buda contó una historia acerca de cómo él, después de llegar a la Iluminación experimentó la retribución de una travesura de niñez realizada muchas vidas antes. Esto me parece una interpretación fatalista de la retribución kármica que me resulta difícil de aceptar.

Shi-Fu:
Creo que hay una confusión en esta historia. Sí, el Buda sufrió la consecuencia de una acción realizada tiempo atrás. Pero, no la experimentó como retribución. Habrá habido dolor, pero no hubo sufrimiento como nosotros lo hubiéramos sentido. Para lso seres iluminados, recibir retribución es lo mismo que no recibir. Si no hay yo, ¿cómo puede haber retribución? Sólo los seres que tienen idea del yo experimentan retribución.

Pregunta:
¿Si Ud. quebranta los preceptos en sus sueños, está realmente quebrantando los preceptos del Mahayana?

Shi-Fu:
Habiendo tomado los preceptos de Bodhisattva si Ud tiene malos pensamientos, despierto o durmiendo, aún quebrantará los preceptos. En sueños puede robar algo o matar a alguien, pero no lo ha hecho realmente, o sea que no debe preocuparse con esto ni castigarse a sí mismo.

Si una persona está realmente iluminada entonces es imposible quebrar los preceptos aún en sueños. Si Ud. está en el camino del Bodhisattva, puede siempre arrepentirse de las malas acciones, palabras y pensamientos y aún practicar los preceptos. Los preceptos son la guía de nuestra conducta, no son mandamientos. Los preceptos de Bodhisattva nos alertan sobre lo que debemos o no hacer. No debemos quebrantar los preceptos pero si lo hacemos; lo que está haciendo, está hecho. Debemos entonces arrepentirnos y continuar con nuestra práctica. De cualquier forma, somos aún responsables por las consecuencias kármicas.

Los preceptos en el Budismo no deben ser considerados “mandamientos” ya sean mantenidos o quebrantados. Ustedes deben pensar en los preceptos como si fuesen agua clara. Si quebrantan los preceptos poluirán las aguas. El precepto está todavía ahí, pero no está puro. Arrepentiéndonos y practicando esforzadamente nos ayudamos a purificarlo nuevamente.

Estudiante:
¿Pueden los pensamientos solamente causar daño a otros?

Shi-Fu:
Si Ud. tiene malos pensamientos a respecto de alguien todo el tiempo, día tras día, los efectos que esos pensamientos producen se acumularán y se fortalecerán. Eventualmente puede ser llevado a decir o hacer algo que perjudique a esta persona. Si Ud. tiene malos pensamientos hacia alguien por un día, es difícil que algo malo le suceda inmediatamente. Por otro lado, hay personas que practican para desarrollar el poder de la mente y métodos para dañar a alguien con sus pensamientos. Esto no es frecuente y también carece de importancia para lo que estamos hablando. Para la mayoría de nosotros los pensamientos quedan dentro de la región mental. Debemos hablar o actuar para que algo suceda.

Estudiante:
Buenos pensamientos, generan buen karma, ¿pero qué sucede con la intención de generar buen karma que yace atrás de nuestros buenos pensamientos?

Shi-Fu:
Buenos pensamientos, crean buen karma. Pero tener buenos pensamientos con el propósito de generar buen karma es como tener tales pensamientos en sueños. Es como un estado de ensueño. No debemos pensar en los preceptos como misteriosos o místicos; pero tratar de entenderlos desde un punto de vista humanístico o de sentido común. Piensen en lo que es razonable y normal. Si Ud. se sienta en un lugar y piensa en dar regalos a alguien, pero no lo hace y después más tarde le dice: “Yo he hecho buenas cosas por Ud.” ¿Le parece que ésto funciona?

Estudiante:
¿Qué nos puede decir sobre la trasnferencia de mérito al final de los retiros?

Shi-Fu:
Al final de un retiro Ud. ha obtenido mérito personal. Transferir mérito es decir que su deseo es transferirlo para el beneficio de otros seres vivientes. Este es el camino del Bodhisattva. Ud. debe hacerlo mentalmente. Ud. puede transferir mérito solamente cuando Ud. tiene tal mérito. Si no tiene tal mérito, Ud. puede imaginar todo lo que Ud. desea, pero no podrá transferir ninguno. Igualmente, si usted ha hecho cosas malas, no podrá transferir los mlos pensamientos a otro, pensando en librarse de ellos. Cuando se transfiere méritos debe hacerlo con una mente generosa y compasiva. En otras palabras, no debe tener en mente el beneficio que obtendrá de esta acción. Si Ud. transfiere méritos, pensando que así obtendrá más méritos; entonces así no habrá transferido nada.