lunes, 22 de julio de 2011
páginas relacionadas con DDM

這個頁面上的內容需要較新版本的 Adobe Flash Player。

get Adobe Flash Player

Conciencia y los cinco Skandhas
Conferencias budistas
Pregunta:
Los diversos usos de la palabra “conciencia” en la filosofía budista, me provocan confusión. El Budismo considera la “conciencia” como uno de los cinco Skandhas; hay también sexta, séptima y octava conciencia. ¿Puede Ud., Shi-Fu, aclararme esta confusión? Los cincos skandhas también parecen confusos. Ellos son fundamentales para el Budismo, pero todavía tengo problemas para diferenciar entre sensación, percepción, volición y conciencia.

Shi-Fu (el Venerable Maestro Sheng Yen):
Contestaré ambas partes de su pregunta al mismo tiempo ya que tienen relación. Los cinco skandhas – forma, sensación, percepción, volición y conciencia – están entre las enseñanzas fundamentales de Buda. En esencia, podríamos decir que dan a los seres vivientes las características de cada uno. Sin los cinco skandhas, no habría forma de sentir o interactuar con el medio ambiente. En realidad sin ellos no habría ni seres ni medio ambiente.

El primer skandha es la forma: y se refiere a la región material: nuestro cuerpo y nuestro medio ambiente. Así este skandha abarca aspectos fisiológicos y físicos. Los cincos órganos (ojos, oídos, nariz, lengua y cuerpo) y el sistema nervioso (cerebro, médula, nervios) constituyen el aspecto fisiológico de la forma (primer skandha). El medio ambiente, así como los símbolos que usamos para comprenderlo constituye el aspecto físico de la forma (primer skandha). Ahora me referiré al 5° skandha o conciencia. Es importante no confundir la conciencia descripta en el 5° skandha con la 8° conciencia de Sólo la Mente de la escuela Yogacara.

Esta escuela se desarrolló mucho después que el Buda expuso el Dharma y utilizó las ideas que hay por detrás del concepto de los cinco skandhas. Las primeras cinco conciencias, según la escuela Yogacara, surgen de los cinco órganos de los sentidos: visión, sonido, olfato, gusto y tacto.

La 6° conciencia se refiere a la mente discriminativa. Estas seis conciencias corresponden a los tres skandhas: sensación, percepción y volición. Siempre que la forma cae en la región física, la sensación, percepción y volición caen dentro de la región mental. De esta forma, las primeras seis conciencias de la escuela Yogacara caen dentro de la región mental. Sensación, percepción y volición son actividades mentales. De acuerdo a las escuela Yogacara uno puede decir que son el resultado de los cinco sentidos en contacto con el medio ambiente. El quinto skandha, conciencia, abarca mucho más que la mente discriminativa. Incluye otros cuatro skandhas, que abarcan las regiones mentales y materiales. El quinto skandha, también incluye los aspectos materiales y mentales. Viendo de esta forma, el quinto skandha es también simultáneamente la causa y la consecuencia.

Estudiante:
¿Qué significa esto de que el quinto skandha sea simultáneamente la causa y la consecuencia?

Shi-Fu:
El quinto skandha es la causa por la cual el mundo físico, que incluye nuestros cuerpos y el medio ambiente, existe como resultado del contenido de nuestra conciencia. Recuerden, la conciencia del quinto skandha es mucho más que la mente discriminativa; esta lleva dentro de sí misma las semillas kármicas de todas las acciones pasadas. Es nuestro depósito kármico, nuestra fuerza kármica. Nuestros cuerpos y el medio ambiente son manifestaciones de todo lo que existe en nuestro karma. Por eso, la forma (el 1° skandha) es la consecuencia de la conciencia (5° skandha).

La conciencia es también la consecuencia, porque cuando los 3 skandhas mentales interactúan con la forma – el medio ambiente – esto genera nueto karma que entra en nuestro depósito kármico, la conciencia del 5° skandha.

Estudiante:
O sea que Ud. está diciendo que la razón por la cual el mundo material existe – cuerpo y medio ambiente – es en primer lugar debido al karma y debido a esto la conciencia es considerada causa. Al mismo tiempo, la conciencia es la consecuencia, porque nuestro cuerpo al entrar en contacto con el medio ambiente mediante las seis conciencias de los sentidos, percibe esta experiencia, y respondemos a él generando nuevo karma el cual es realmente la conciencia del 5° skandha. Lo que Ud. está diciendo es que el medio ambiente – en realidad el universo en su totalidad – existe debido a que los seres vivientes también existen. ¿Es el karma de todos los seres vivientes que origina el universo?

Shi-Fu:
Sí, Ud. puede expresarse de esta forma. Su cuerpo físico es también llamado cuerpo de retribución. El medio ambiente es también llamado el medio ambiente de retribución. Ellos existen debido a los efectos del karma pasado de los seres vivientes. El principio fundamental del Dharma de Buda llamado “origen dependiente” o “surgimiento condicionado”, explica todos los fenómenos como interconectados y surgen y perecen debido al karma. El medio ambiente y nuestros cuerpos son manifestaciones del karma individual y colectivo. Todo lo que somos, experiencias y encuentros, es la consecuencia de nuestras acciones previas. Las acciones previas generan la fuerza kármica que es almacenada en nuestra conciencia (quinto skandha).

Eventualmente, las semillas kármicas dentro de nuestra conciencia, se manifiestan y esto es lo que constituye nuestras experiencias. Y a medida que actuamos o experimentamos bajo lso efectos del karma previo, creamos más karma, el cual a su vez queda almacenado en esta conciencia.

Ahora volvamos a comparar el concepto de los cinco skandhas son el de la escuela Yogacara. La sensación, percepción y volición (segundo, tercero y cuarto skandha) corresponden en grandes rasgos a las primeras seis conciencias (visión, sonido, olfato, gusto, tacto y pensamiento) de la escuela Yogacara. La conciencia de los cinco skandhas corresponde a la séptima y octava conciencia de la escuela Yogacara. El quinto skandha es también conocido como la conciencia de la retribución kármica. Cuando el concepto de los cinco skandhas fue originalmente enseñado, no habría una clara distinción entre la sexta, séptima y octava conciencias.

La escuela Yogacara se extendió más allá del concepto de los cinco skandhas e hizo una distinción más detallada entre las funciones de la conciencia de retribución kármica y por eso ellos hablan de sexta, séptima y octava conciencias. Como dije antes; sensación, percepción y volición pertenecen a la región mental. Básicamente son los tres estados de cualquier función mental.

Primero, nuestros sentidos entran en contacto con el medio ambiente, esto es llamado sensación. Segundo, uno reconoce esta experiencia: se produce la percepción de la sensación que puede ser placentera, neutra o desagradable. Esta es la percepción. Tercero, uno es motivado a reaccionar a la experiencia. Esto es volición. Por ejemplo, escucho un grito cuyo barullo es irritante. La sensación es todo lo que queda impreso sobre mí, en este caso, el sonido en mi oido. Mi percepción puede ser: ¡Qué horrible sonido! ¡No me gusta! Volición es mi decisión de hacer algo a este respecto: Frunzo el entrecejo, o pongo mis manos sobre mis oidos. Siempre que una persona realiza una acción que surge debido a una sensación, karma es generado y es plantado en el quinto skandha: conciencia. Espero que Ud. ahora tenga clara la distinción entre la conciencia de los cinco skandhas y los diferentes niveles de conciencia de la escuela Yogacara.

Estudiante:
Los objetos inanimados no tienen conciencia, pero son reflejos de nuestra mente. Ese micrófono a través del cual Ud. está hablando está ahí debido a nuestro karma individual y colectivo. ¿Es esto lo que se desea expresar con este concepto budista? “Para conocer a todos los Budas del pasado, presente y futuro, debemos percibir que la naturaleza del Dharmadhatu (la región del Dharma) es totalmente creada por nuestra mente.”

Shi-Fu:
Sí y no. Cualquier objeto sin vida o inanimado exite debido al poder del karma pasado de los seres vivientes. Cualquier cosa que nosotros encontramos entra a través de nuestros órganos de los sentidos y es percibido por la mente que discrimina. Sin la mente que discrimina (la 6° conciencia de la escuela Yogacara) no seremos capaces de percibir nada. Cuando la sexta conciencia no funciona, el mundo exterior cesa de existir para esa persona. El mundo existe para otros seres vivientes, pero no para la persona sin la conciencia que discrimina. De todas formas, no es la sexta conciencia solamente que crea el mundo.

El medio ambiente es la manifestación que surge de la interacción de los cinco skandhas en su totalidad. Con nuestros sentidos y con la mente que discrimina percibimos el mundo. Ya sea tomando deciciones, pensando, diciendo o haciendo algo, estamos creando karma y el karma a su vez ayuda a crear y moldear nuestro medio ambiente. El mundo es así debido al karma de cada uno de nosotros. El mundo cambia a medida que Ud. vive su vida y crea nuevo karma. Por eso, es importante ser conscientes de nuestras acciones y palabras. Su karma no sólo da forma a su futuro sino también al mundo al que pertenece. La naturaleza del Dharmadhatu (región del Dharma) por otro lado puede solamente ser visto por alguien que ha alcanzado la Iluminación. La naturaleza del Dharmadhatu es la naturaleza del vacío. Vacío significa que todos los dharmas – todos los fenómenos – están en constante estado de cambio. Nada es permanente. Aún más, cada dharma está interconectado con todos los otros dharmas. Nada existe por sí mismo. Si se alcanza la Budidad, se es capaz de percibir la naturaleza del vacío. Los seres iluminados perciben el mundo a través de su sabiduría. La gente común percibe el mundo con sus mentes llenas de aflicciones y se relaciona con el mundo a través de la discirminación que ellas producen. La mente pura crea la naturaleza del Dharmadhatu y la naturaleza del Dharmadhatu hace posible la existencia de la mente pura. La mente con aflicciones crea el medio ambiente. La mente pura es sabiduría. La mente con discrimiaciones es la conciencia que discrimina.

Estudiante:
El Dharma de Buda también se refiere a las dieciocho regiones, las cuales incluyen la sexta conciencia. Cualquier ser viviente que entre en contacto con el medio ambiente moviliza conjuntamente tres componentes: órganos de los sentidos, objeto de los sentidos y la conciencia de los sentidos. Por ejemplo, el ojo es el órgano del sentido de la visión, los objetos de este sentido son: forma y color y la visión (el acto de ver) es la conciencia del sentido. Lo mismo sucede con el sonido, olfato, sabor y tacto. Esto es claro; pero todavía no estoy seguro de cuales son los tres componentes de la sexta conciencia.

Shi-Fu:
Los seis órganos de los sentidos, las seis conciencias de los sentidos y los seis objetos de los sentidos forman o componen las 18 regiones. Los seis objetos de los sentidos también son llamados las seis clases de impurezas de los sentidos. Los objetos de la sexta conciencia (mental) son los símbolos que usamos para pensar, razonar y recordar. Estos símbolos son las impurezas del sentido de la sexta conciencia. Pensar, razonar y recordar son los componentes de la sexta conciencia.

Los símbolos provienen de las otras cinco clases de impurezas de los sentidos. Nosotros conceptualizamos con imágenes y lenguaje. El lenguaje consiste en la combinación de variados sonidos que representan los símbolos de la sexta conciencia. Cuando la conciencia mental usa estos símbolos, ésta puede razonar, recordar y realizar juicios. La conciencia mental no puede funcionar sin símbolos. El órgano del sentido de la sexta conciencia incluye el componente mental y el componente físico. El componente mental es la conciencia de la retribución. Surge de la octava conciencia donde residen las semillas kármicas. De todas formas, sin el componente físico, las semillas kármicas no pueden manifestarse. Las funciones del componente físico, son como la puerta de salidad, permitiendo a la conciencia de retribución – karma pasado – dejar el “almacenamiento” kármico y al karma nuevo creado entrar al “almacenamiento” kármico. El componente físico es nuestro propio sistema nervioso.

Estudiante:
Entonces, ¿la función mental de la sexta conciencia incorpora los otros cinco órganos de los sentidos? ¿No es el cerebro y el sistema nervioso que sienten, perciben y procesan toda la información?

Shi-Fu:
Sí, pero cuando yo hablo de la sexta conciencia estoy hablando de aquella parte del cerebro asociada con el pensar, razonar y memorizar. El sistema nervioso también incluye las otras conciencias de los sentidos y las funciones vitales, pero ellos no son parte del órgano de los sentidos de la sexta conciencia. El cerebro y el sistema nervioso tienen más que una función. Para que un ser viviente pueda razonar o memorizar, debe usar símbolos. No sabemos con certeza cuánta memoria o poder de razonamiento tienen los animales. En la medida en que un organismo tiene un sistema nervioso, tiene los primeros cuatros skandhas: forma, sensación, percepción y volición. Sin los primeros cuatro skandhas un ser viviente no sería capaz de funcionar; pero solamente los seres vivientes con memoria y poder de razonamiento (aquellos que hacen uso de símbolos) tienen los cinco skandhas.

Estudiante:
¿Qué sucede con las plantas y los vegetables? ¿Ellos parecen responder a cosas? Crecen hacia la luz.

Shi-Fu:
Las plantas son seres vivios pero no tienen sistema nervioso. Pueden reaccionar de cierta forma y exhibir una conducta primitiva porque poseen cédulas y reacciones químicas que se producen en sus organismos. Pero sus reacciones al medio ambiente no pueden ser llamadas sensaciones pues estas se producen cuando existe un sistema nervioso. Actividades como fotosíntesis y crecimiento son puramente reacciones químicas.

Estudiante:
¿No es la sexta conciencia realmente parte de las primeras cinco conciencias? Cuando observo una cosa, ¿no estoy usando mi poder de razonamiento para discernir lo que veo?

Shi-Fu:
Podemos decir que la sexta conciencia (la mente discriminativa) incorpora las primeras cinco conciencias: vista, audición, olfato, sabor y tacto. Pero la sexta conciencia se refiere específicamente a las funciones de razonar y recordar. En el momento de la sensación, la sexta conciencia es considerada cualquiera de las conciencias de los sentidos que está operando en ese momento. Siguiendo inmediatamente a ese momento, uno comienza a recordar, razonar y emitir juicios. Estas son funciones de la sexta conciencia.

Estudiante:
¿Puede haber conciencia pura? ¿Conciencia que exista antes que el lenguaje y los símbolos, antes de lo que llamaríamos el objeto de los sentidos de la sexta conciencia?

Shi-Fu:
Imposible. Sin símbolos y otros objetos de los sentidos de la sexta conciencia, la mente discriminativa no puede funcionar. Se estaría muerto o con muerte cerebral. Cuando alguien está puramente concientizado, la memoria y el razonamiento todavía están presentes en la sexta conciencia pero el individuo no está apegado a ellos.

La mente individual ha alcanzado el nivel de ecuanimidad. Nada se mueve en su mente, pero las funciones de su mente están todavía presentes. Los seres iluminados y los Budas son como los seres vivientes comunes que todavía tienen y usan la sexta conciencia. Ellos recuerdan, razonan, piensan y aprenden. La diferencia es que los seres completamente iluminados no están apegados a sus egos. Están libres de deseo, ignorancia, arrogancia y duda. No están centrados en sí mismos. Su mente que discrimina ha sido transformada en sabiduría, abandonando totalmente sus aflicciones.

Estudiante:
O sea que uno puede decir que tiene una sexta conciencia pero que está apegado a ella. Yo creo que la sexta conciencia es lo que yo soy pero la persona iluminada sólo usa la sexta conciencia como una herramienta.

Shi-Fu:
Sí, un Buda todavía usa la sexta conciencia. Un Buda todavía habla en término de “yo y Ud., yo y eso”. Un Buda puede todavía distinguir entre sujeto y objeto. Pero el Buda no está apegado a ninguna de sus discriminaciones. Un ser ordinario común dice: “Yo soy yo y Ud. es Ud.” y cree que esto es verdad. Un ser viviente común se identifica con sus pensamientos y cuerpo. Los Budas no está apegados a sus cuerpos y pensamientos pero todavía los emplean para fines de enseñanza. Si los Budas no hicieran uso de sus cuerpos y mentes, ellos no serían capaces de enseñar a los seres vivientes.

Estudiante:
¿Qué cosa, entonces, existe en la mente del que alcanza el nivel del no-pensamiento?

Shi-Fu:
Pienso que está confundiendo no-pensamiento con no-ego. Es posible alcanzar un punto en la meditación donde la mente está quieta. En ese punto parece no haber pensamientos, pero de hecho hay un pensamiento. La persona continúa firmemente con un solo pensamiento. La mente no se mueve. El acto de pensar no se realiza. Esto es Samadhi. Uno no necesita ser un iluminado para sentir esta experiencia; o para decirlo de otra forma, realizar el samadhi no significa automáticamente estar iluminado.

Por otro lado, si una persona experimenta la verdadera iluminación, entonces la idea del yo desaparece. No hay ego. Pero los pensamientos continúan como continúan en la mente de una persona común. Una persona iluminada puede funcionar, razonar y realizar juicios. La diferencia está en que la persona iluminada no atribuye las funciones mentales al ego.

Estudiante:
Las primeras líneas del Sutra del Corazón dicen: “Cuando el Bodhisattva Avalokitesvara (Kuan Yin) estaba experimentando el profundo Prajnaparamita percibió que los cinco skandhas son vacíos, y así trascendió todo sufrimiento.” Si Avalokitesvara percibió que los cinco skandhas son vacíos, ¿cómo supo distinguir entre ellos?

Shi-Fu:
En el Sutra del Corazón, el Buda nos dice lo que el Bodhisattva ha hecho. No es el propio Bodhisattva Avalokitesvara quien lo dice. No es que el esté apuntando a los cinco skandhas diciendo: “Ellos son vacíos”.

Recuerden, el Sutra del Corazón, fue recitado por el Buda para el beneficio de todos los seres vivientes. Él trata de hacer las cosas más fáciles de comprender para la gente que todavía no ha experimentado la iluminación. Los seres iluminados comunes todavía creen en y perciben los cinco skandhas. El Buda trata de decir “Si Ud. puede percibir, como Avalokitesvara, que los cinco skandhas son vacíos, entonces Ud. trascenderá todo sufrimiento.”

Los Budas y Bodhisattvas han percibido que los cinco skandhas no existen, pero los seres iluminados pueden todavía percibir las cosas desde el punto de vista de un ser viviente común. Ellos saben que los seres vivientes se identifican con los cinco skandhas. El Sutra del Corazón contiene otros conceptos aparentemente contradictorios. Además dice que no hay ningún tipo de sabiduía para alcanzar ni ningún otro tipo de realización, e inmediatamente después dice que por este mantra los Budas alcanzan anutarasamyaksambodhi: Suprema y total sabiduría. Si no hay nada para alcanzar, ¿cómo los Budas pueden lograr la sabiduría?

Lo importante es que este sutra fue recitado para el beneficio de los seres vivientes. En última instancia, no hay sabiduría ni realización. Pero los seres vivientes no perciben esto debido a sus apegos, o sea que el Buda debe hablar de sabiduría y realización. En realidad, anutarasamyaksambodhi, la Sabiduría Suprema y completa es “no sabiduría” , “no realización”.