martes, 22 de agosto de 2011
páginas relacionadas con DDM

這個頁面上的內容需要較新版本的 Adobe Flash Player。

get Adobe Flash Player

¿Es el Budismo teísta?
Conferencias budistas
Una persona cristiana que conocí me dijo: “Entiendo un poco sobre el Budismo, pero resulta algo complicado para mí. Hay tantos bodhisattvas, arhats, y deidades, ¿cómo decides a cuál de ellos oras? Hay Buda, Guanyin, Manjusri, Amitabha. Debe ser muy difícil decidir a quién recurres cuando tienes un problema. Ser cristiano es algo muy simple. Ante cualquier problema sólo rezas a Dios.” He aquí la confusión, porque desde el punto de vista cristiano el Budismo parece ser politeísta. Cuando lo miras de otra forma el Budismo podría parecer monoteísta y en ocasiones incluso ateísta. Estas diferentes características y puntos de vista, al menos en un nivel superficial, aparentan ser contradictorios.

En primer lugar debemos señalar que según el Budadharma, todos los seres sensibles son idénticos al Shakyamuni Buda y a los Budas, al poseer una naturaleza búdica. Esto es un principio fundamental del Budismo. No debe entenderse que algunos budas son más elevados que otros, que el Buda reside en lo alto seguido por bodhisattvas, arhats, deidades, seres celestiales, y etc. hasta por los seres humanos y animales. De acuerdo al Budismo, todos los seres, incluyendo a los Budas, son iguales. Esto no quiere decir que sean idénticos – cada ser tiene un diferente nivel de capacidad; cada uno dedicará un diferente grado de esfuerzo.

Una persona podría lograr más que otra al aportar más esfuerzo en lo que hace. En la práctica del Dharma, podemos decir que alguien podría haber comenzado más temprano y haber trabajado más duro que otro. Él o ella podría obtener mayor mérito poder y sabiduría y estar más cerca de la Budeidad que alguien que no haya sido tan diligente. Aquellos con más sabiduría y fuerza deberían ayudar a los que son menos afortunados. Tal es el caso dentro de una familia como a través del universo entero: los seres con mayor capacidad deberían ayudar a aquellos menos capacitados. Las deidades y los seres celestiales ayudan a la humanidad, mientras a su vez son ayudados por arhats, entre otros, a través de los bodhisattvas y los budas.

Puesto que el Budismo no cree en un Dios supremo y todopoderoso, podría parecer que tenemos un punto de vista politeísta. Según el politeísmo, existe un orden universal en el que varias esferas son divididas entre dioses y deidades grandes y pequeños. Cada dios tiene su rango y soberanía. El dios del fuego tiene el poder más elevado sobre ese elemento y lo mismo pasa con los dioses del agua, el viento, y las montañas. Cada dios gobierna en lo supremo de su esfera. De acuerdo a ciertas creencias en Grecia, India, y China, se puede encontrar un dios o una deidad relacionada con ríos, montañas, y árboles. Puede haber un dios que es el más elevado y varios dioses que compiten por la supremacía. Sin embargo las enseñanzas budistas difieren mucho de este concepto.

Otras religiones enfatizan la fe y la conversión mientras el Budismo enfatiza causas y condiciones: si ahora no aceptas el Dharma, podrías y podrás convertirte en Buda en el futuro. Algunos se oponen, diciendo: “No creo en tu religión y todavía insistes que me convertiré en Buda.” Y yo digo: “No soy un seguidor de tu religión y podrías considerarme como un discípulo de Satán, pero aun cuando no sigues mi religión, todavía te considero como un futuro Buda.”

La cultura y sociedad budistas sí muestran signos de lo que podría parecer politeísmo. En China, una esposa sin hijo podría orar al Guanyin (el Bodhisattva Avalokitesvara) para tener un hijo. En Japón una mujer en circunstancias similares podría rezar al Bodhisattva Ksitigarbharaja. Entonces los chinos y los japoneses oran a diferentes bodhisattvas por el mismo propósito.

Pero los sutras dicen que todos los Budas tienen la misma sabiduría y poder, y cualquier bodhisattva puede responder a cualquier problema. Estos seres podrían manifestar diferentes características pero eso es debido a los votos que han hecho. De manera que Kshitigarbharaja hizo su gran voto de liberar incluso a seres sensibles en el infierno. Avalokitesvara es reconocido por su gran compasión, Manjusri por su gran sabiduría. Pero no hay necesidad de elegir a un bodhisattva en particular para que ayude con un problema en particular.

En este sentido el Budismo no es politeísta en absoluto. Un practicante se desarrolla de acuerdo a sus raíces kármicas, causas y condiciones y método de práctica. Él podría orar a Manjusri, Avalokitesvara, o Ksitigarbharaja, pero ello es como un método de práctica. No considera a cada bodhisattva como una deidad separada por lo cual ora a todos ellos para conseguir mayores beneficios. Eso sería un acto politeísta. No todo el mundo entiende esto completamente. Hay visitantes del Centro Chan que se postran por primera vez ante la estatua de Buda, luego ante las estatuas de Avalokitesvara y Manjusri en ambos lados del Buda. Dependiendo de lo que haya en las mentes de estas personas, podrían considerar a los tres bodhisattvas como dioses separados.

Entonces, ¿es el Budismo monoteísta? Por razones de práctica es útil la clasificación de los seres iluminados según sus logros como arhats, bodhisattvas, y Budas. El objetivo más elevado que establecemos como aspiración es el de Buda, pero en esencia todos somos ya como el mismo Buda. En los seres sensibles, incluyendo a todos los animales, esto es conocido como la naturaleza del Buda. Para los seres no sensibles, esta esencia es llamada naturaleza del Dharma. Alguien que ha alcanzado la Budeidad también ha logrado el Cuerpo del Dharma, que incluye la naturaleza de Buda así como la naturaleza del Dharma. Mientras este Cuerpo del Dharma impregna a todos los seres, sólo los seres sensibles podrían alcanzar la Budeidad. Con la fundación de todos los seres, sensibles y no sensibles, siendo el Cuerpo del Dharma, el universo entero está en unidad.

El Buda ve a todos los seres sensibles como futuros Budas, de manera que en un sentido son sus hijos. Sin embargo, aún siendo el más perfecto de los seres, el Buda no tiene la autoridad de un Dios supremo. En este punto el Budismo es diferente del monoteísmo. Pero si los seres sensibles no están separados del Buda, ¿por qué el Buda no puede controlar las acciones y los destinos de todos los seres? La razón es que los seres sensibles tienen su propio karma. Aunque los seres sensibles forman parte del Cuerpo del Dharma, el Buda no puede influenciar el curso del karma de alguien.

Los cristianos hablan de ser “hermanos dentro del Señor.” Una vez pregunté a un grupo de cristianos: si Dios creó el universo, ¿cómo podría alguien estar fuera del Señor? Uno de ellos contestó: “Desde el punto de vista teológico todo el mundo está dentro del Señor, pero aquellos que no creen en él no vuelven al Señor.” De manera que en cierto sentido hay hermanos que no están dentro del Señor”. Sólo estoy tratando de señalar que incluso en el monoteísmo tradicional puede haber contradicciones.

Me he encontrado con personas que dicen algo así: “Como no soy budista, desde tu punto de vista, soy un hombre poniéndose de pie fuera de la puerta.” A ellos les contesto que no hay puerta. Todos los seres sensibles poseen la naturaleza del Buda y se convertirán en Budas en el futuro. Nunca estamos separados del Buda, de manera que no tiene sentido hablar del “estar fuera de la puerta.”

Ahora llegamos a la cuestión de si el Budismo es no-teísta o ateísta. En primer lugar, ambos términos aplican a las personas que no creen en nada fuera de la materia. Dichas personas no creen en el espíritu ni en ningún poder supremo en el universo; no creen en ningún reino que trascienda este mundo material. El segundo significado de no-teísmo es que el universo no está gobernado por un único, todopoderoso Dios. Sí, hay deidades, pero no un único Dios que controla el universo. Esta forma de no-teísmo sólo se encuentra en el Budismo.

Esta forma materialista de no-teísmo puede resultar terriblemente costosa para la vida y la sociedad. Creen que una vez que el cuerpo muere, la vida termina y no hay vida futura. Los no-teístas no son necesariamente malos; pueden tener principios éticos y están preocupados por las personas de generaciones futuras. Pero hay muchos otros que no comparten estas preocupaciones, y que no temen a las consecuencias de sus acciones.