martes, 22 de agosto de 2011
páginas relacionadas con DDM

這個頁面上的內容需要較新版本的 Adobe Flash Player。

get Adobe Flash Player

Llevar una Carrera Diligente y Estable
Conferencias budistas
Los valores de la sociedad son invertidos y confundidos. La mayoría de las personas utilizan la riqueza, la fama y el estatus social para medir el éxito de sus carreras. No saben que una carrera exitosa depende tanto del mérito acumulado de las vidas pasadas como de los esfuerzos hechos en la vida presente. Dependiendo solamente de los esfuerzos de esta vida, sin las recompensas kármicas que derivan de las vidas pasadas, uno no podría obtener satisfacción en la búsqueda de la fama, la fortuna, el estatus y el poder.

Muchas personas no comprenden este principio subyacente. Por consiguiente, en su búsqueda de logros egoístas, ignoran el bienestar público y los intereses personales de los demás. Ellos tratan de escabullirse por las grietas y se aprovechan de las lagunas legales, y recurren a la fuerza o a las artimañas, a la corrupción oficial y al fraude, causando daño a muchos seres sensibles inocentes y dañando la moralidad social. Por el momento, pareciera como si estuvieran en la cima. Pero, finalmente, serán llevados ante la justicia y condenados por la sociedad. Incluso si escapasen temporalmente, no podrán escapar de la retribución kármica en el futuro.

Por supuesto que no hay nada malo en la búsqueda del ideal del éxito en la carrera. Pero actuando tan ciegamente o imprudentemente, sin prestar atención en absoluto en la ley kármica, uno se convierte en un daño para la sociedad, dañándose a uno mismo y a los demás.

Como la mayoría de las personas en el mundo moderno desean ansiosamente el éxito a corto plazo, siempre que se sientan restringidos, lo primero que acudirá a sus mentes es el hacer un cambio. De manera que la tasa de movimiento de personal en todas las profesiones se está volviendo cada vez más alta, con muchas personas cambiando repetidamente de profesión y huyendo de las pobres condiciones de trabajo. Con tal situación laboral inestable, nuestro cuerpo y mente estarán muy inquietos, creando desgracia familiar.

Por supuesto, si los cambios de trabajo son acompañados por una transición a una nueva fase de nuestra vida, o son un ajuste proveniente de una transferencia o promoción, o si el cambio de profesión es una decisión estratégica, todos estos son pasos necesarios para el desarrollo en el camino hacia el éxito. Sin embargo, si uno está siempre insatisfecho con su actual ambiente laborar y tiene pocas ganas de dedicarse por completo al su trabajo, será sencillamente imposible el éxito en cualquier profesión o en cualquier trabajo.