jueves, 9 de abril de 2011
páginas relacionadas con DDM

這個頁面上的內容需要較新版本的 Adobe Flash Player。

get Adobe Flash Player

Manual para Pacificar la Mente
Con una mente en paz, una vida en paz seguirá. ¡Animémonos unos a otros ahora más que nunca!
El Maestro Sheng Yen, fundador de la Montaña Tambor del Dharma (DDM, por sus siglas en inglés), una vez nos exhortó: “En todas las circunstancias, debemos cuidar bien de nuestra mente y mantenerla estable y en paz. Eso es la Protección del Medio Ambiente Espiritual ". Durante el periodo del estallido del coronavirus Covid-19, para nosotros, es de suma importancia la puesta en práctica de la Protección del Medio Ambiente Espiritual.

Durante el año nuevo chino, se ha extendido la pandemia del novedoso coronavirus que ha causado muchos contagios e incluso ha llegado a quitar la vida de miles personas, obligándonos a reajustar el ritmo de nuestras vidas. El Buda es el Gran Rey de los médicos, quien cura las enfermedades de todas las personas. Oremos conjuntamente a todos los Budas y Bodhisattvas para pedirles protección, para que la pandemia se detenga cuanto antes, y para que todos los seres sintientes disfruten de paz, salud, felicidad y bienestar.

En la situación actual por la pandemia de coronavirus, aquellos que sufren la infección se manifiestan como grandes bodhisattvas; aquellos que se dedican a servir y cuidar a los afectados son bodhisattvas y realmente necesitan el apoyo y la comprensión del público. En este momento, cuando las personas están profundamente preocupadas por su propia salud y la de su familia, la DDM nos insta a todos a cuidarnos los unos a los otros y a cooperar con las autoridades de salud pública en las medidas sanitarias conjuntas para protegernos mejor a nosotros mismos y a quienes nos rodean.

Además del bienestar físico, por favor, mantengamos la mente en paz con la puesta en práctica de la Protección del medio ambiente espiritual. La mente es el jefe de nuestro cuerpo. Siempre que podamos mantener nuestra mente en paz y tener salud mental, aunque suframos enfermedad, aún podremos llevar una vida saludable y en paz.

Cuando nos enfrentamos a una calamidad, es de suma importancia para nosotros cultivar una mente de compasión, comprensión y empatía. Es también importante practicar las sabias palabras del Venerable Maestro Sheng Yen, "Cuatro pasos para manejar un problema": Enfréntalo, acéptalo, trabájalo, déjalo ir ". Ya sea que estemos en la prosperidad o nos enfrentemos a la adversidad, siempre tenemos el momento presente, que es el momento más completo y óptimo. Cuando podemos cargar con la responsabilidad del bienestar público asi como con nuestra propia responsabilidad, somos capaces de luchar por lo mejor en todo momento. Por lo tanto, no hay necesidad de arrepentirse del pasado y preocuparse por el futuro; lo que debemos hacer en el momento presente es reemplazar la ansiedad ilusoria por nuestras aspiraciones por el beneficio de todos.

Tomando un paso más allá, podemos practicar dos conceptos derivados de las enseñanzas del Dharma del Venerable Maestro Sheng Yen. A saber: "pensamiento inverso" y "actuar siguiendo la corriente". Con el pensamiento inverso, aceptamos esta epidemia como una "misión"; consideramos esta crisis como una prueba y una oportunidad para crecer. En cuanto a "actuar siguiendo la corriente", se refiere a seguir las causas y las condiciones, y reunir la sabiduría, los recursos y la fuerza de todos para mitigar la crisis.

¡Por favor, animémonos unos a otros ahora más que nunca! Como dice el adagio: "Dios ayuda a quienes se ayudan a sí mismos ". En todas las circunstancias, siempre debemos abrazar la esperanza. Al confiar en que la luz viene después de la oscuridad, podremos vencer las dificultades y tener un futuro luminoso.

Con una mente pacífica, podemos apaciguar el cuerpo.
Cuando tenemos paz en la mente, podemos vivir en paz.
Les deseamos a todos salud y paz.

Con las palmas juntas,

Guo Huei, abad presidente de la Montaña Tambor del Dharma