lunes, 25 de septiembre de 2011
páginas relacionadas con DDM

這個頁面上的內容需要較新版本的 Adobe Flash Player。

get Adobe Flash Player

Transformar el Disturbio en Auspicio
La esencia del Chan
Por el Maestro Sheng Yen

Debido a la intensa densidad de población de Taiwán, hay muchos problemas. Como resultado, se extiende el fenómeno de lo grotesco. Incluso en Taiwán, existen diferentes identidades étnicas, religiones, partidos políticos y profesiones. Debido a dichas diferencias, se desvían los pensamientos, las acciones y el método de expresar las ideas. Bajo estas circunstancias, el vivir en el mismo “gran ambiente” ciertamente podría provocar celos, desconfianza y enfrentamiento. En segundo lugar, la tendencia del mundo llama al pluralismo y Taiwán está cambiando debido a los efectos del medio ambiente global. Esto, y asociado con las relaciones entre Taiwán y China, causa inestabilidad social.

Muchas personas creen que Taiwán está hundiéndose. Es difícil de decir. Si evaluáramos la razón de la inestabilidad de Taiwán, podríamos descubrir que existe algún orden de entre el caos. Puesto que hay una causa que conduce a un fenómeno, otra razón podría desarrollarse. El ciclo continúa, provocando que el medio ambiente siga cambiando. Esto indica “movimiento” en lugar de “caos”.

¿Cómo deberíamos responder a este complicado y veloz-cambiante ambiente social? No deberíamos actuar si no debemos. Incluso si todo el mundo actuara, permanecemos pasivos. Algunas personas se aglomeran el cine, diciendo que hay una película para no perderse; o aconsejan que debemos escuchar alguna canción popular famosa. Aunque no supiéramos cómo cantarla, parecería que estamos pasados de moda si no la conociéramos. De hecho, si no actuamos, no seremos arrastrados en dicho vórtice.

Las prácticas son creadas por los hombres. Por lo tanto, las personas pueden pensar en nuevos conceptos o movimientos para sustituir y mejorar el medio ambiente existente. Por ejemplo, Dharma Drum Mountain propugna la “Protección Ambiental” para enfatizar en la transformación, la salud espiritual y la purificación del alma. Este programa es benéfico para la mayoría de las personas, sin importar la religión o si alguien es un seguidor budista o no. Si transformáramos las prácticas sociales comunes a través de nosotros mismos, el caos social disminuiría. De esta manera, la sociedad puede mejorar de lo negativo a lo positivo, y restablecer la salud de la morbosidad.

La protección ambiental indica reflexión del corazón, o la introspección en nuestras propias mentes internas. Los pensamientos egoístas podrían entrar en conflicto con los demás, y al final podríamos sentir los efectos. Como resultado, nos sentimos incómodos y doloridos. ¿Por qué tenemos que provocarnos a nosotros mismos el sentir dolor y descontento? Abandonemos el egoísmo, protejamos nuestros espíritus y deshagámonos de la contaminación y el daño provocados por los poderes del dolor. Esto es la protección ambiental. A menudo empleamos el egoísmo para protegernos a nosotros mismos, pero esto es poco fiable. Como resultado, podríamos recibir más daño y contaminación, y sentir más dolor. La protección ambiental no sólo nos hace felices, sino que también hace felices a los demás. Nos brinda salud a nosotros y a los demás. Por lo tanto, deberíamos abrir nuestros corazones para aceptar a los demás y permitirnos a nosotros mismos escapar de la recepción del dolor.

No deberíamos sostener un punto de vista pesimista sobre el futuro de Taiwán puesto que el esfuerzo humano es un factor decisivo. A lo largo de una década en la promoción de la “Protección Ambiental”, el programa es conocido extensamente y practicado por muchas personas. Después de ponerlo en practica, muchas personas son capaces de transformar sus filosofías de la vida, enfrentar a la sociedad con más coraje y entender sus objetivos de vidas. Al mismo tiempo, las relaciones e interacciones humanas ya no son impotentes, decepcionantes, desalentadoras ni carecen de seguridad. Estos fenómenos prueban que nuestra sociedad todavía está creciendo.

El segundo carácter en la palabra china “sociedad” significa convergencia. Por lo tanto, primero debemos dar salud a las comunidades menores porque ésta expande a la gran comunidad. En otras palabras, desde los individuos, las familias a la sociedad, la salud física y los conceptos no deberían ser un tema en cuestión. Si las familias están contentas, la sociedad puede ser auspiciosa. Si el gobernante pudiera escuchar los corazones de las personas y ejecutar los deseos de éstas, la sociedad se volverá más sana y las personas no sentirán inestabilidad.