sábado, 18 de agosto de 2011
páginas relacionadas con DDM

這個頁面上的內容需要較新版本的 Adobe Flash Player。

get Adobe Flash Player

El Surgimiento de la Apariencia Condicionada a partir de la Verdadera Mente (XIV)
Por el Venerable Guo Xing, abad del Centro de Meditación Chan

Este es el decimocuarto y último de una serie de artículos tomados de las charlas del Dharma impartidas por el Venerable Guo Xing, abad del Centro de Meditación, en el Retiro del Sutra Surangama en agosto de 2012. Las charlas se enfocan sobre los primeros cuatro capítulos del Sutra Surangama, e incluyen el debate sobre la teoría y práctica del Chan, relatos de los maestros Chan, y cómo aplicar los métodos Chan a la vida cotidiana.

Karma se autoperpetúa
El Karma es continuo y se autoperpetúa debido a la matanza, el robo y la mala conducta sexual. La causa de la matanza, el robo y la promiscuidad sexual es la noción de sujeto y objeto. Hay un“yo", que es capaz de realizar la matanza, y hay también un objeto que está siendo matado. Quizás no has estado consciente de la noción de sujeto y objeto, o no la has comprendido verdaderamente, o todavía no sabes cómo operar sin sujeto y objeto. Como resultado, tenemos que comenzar en principio por el nivel de“no matanza,”“no robo,” y “no mala conducta sexual.” Luego, eventualmente, podemos volver a tratar de transcender el sujeto-objeto. Una vez que transciendes el sujeto-objeto, después llegas al estado de “no sustancialidad de los tres aspectos de acción,” donde no hay objeto, no hay ego y no hay acción. Cuando no hay objeto, entonces los preceptos de no matanza, no robo y no mala conducta sexual pueden aplicarse.

Debido a la noción de sujeto y objeto, nos apegamos a cosas/fenómenos favorables. Aplicándose a las personas, se convierte en una forma de deseo sexual. Dirigida a las personas que no te gustan, toma la forma de enfado. Una vez que el enfado se eleva a nivel extremo, podrías desear que la persona desaparezca del mundo. Eso se convierte en matanza. Si quieres tomar el control de las posesiones de otras personas, simplemente podrías tomarlas, y eso es robo. La misma lógica se extiende a las mentiras. Percibes que hay un “yo” que había cometido un acto malo, y tratando de cubrir el acto malo, mientes a los demás.

Generalmente hablando, el“deseo sexual” cuando se manifiesta en la conciencia kármica es llamado “pensamiento sexual.” Manifestado a través del cuerpo kármico es un “acto sexual.” Existe un primer pensamiento o movimiento de volundad antes del acto. Para que el pensamiento de la promiscuidad sexual se genere, primero debes tener el anhelo o deseo de acercarte a esa persona. Para hacerlo, debes haberte confundido la imagen de esa persona en tu mente con una persona real. La imagen en nuestra mente no es en realidad la persona, pero tú insistes en verla como una persona real. Como consecuencia, el pensamiento sexual está proyectado en la persona física, conviertiéndose en un acto sexual.

El problema fundamental es así llamado “ignorancia” o “confusión.” El tener el concepto de sujeto y objeto es precisamente esta confusión. Debido a esta confusión, consideras la imagen de esto y lo otro en tu mente como algo real. Por consiguiente, desarrollas los pensamientos de matar a esta persona y de cometer actos sexuales con la otra persona. Esa es la razón por la que decimos: "primero hay ignorancia, luego surge el mundo, los seres sensibles y los efectos kármicos".

Había una vez un arhat que soñó por la noche que mantuvo relaciones sexuales con una prostituta. Después de que despertara del sueño, se dio cuenta de que no había ido al prostíbulo, ni la prostituta había venido a su cama, sin embargo, todavía experimentó el placer del acto sexual. Finalmente, cuando preguntó: “¿Con quién cometí ese acto sexual?” Comprendió: “¡Con mi pensamiento anterior!” Y todo eso es ilusorio y vacío.

Es más fácil comprender el por qué necesitamos eliminar sujeto y objeto a través de analizar nuestros pensamientos. En otras palabras, debemos eliminar los apegos. Nunca hubo una persona real por empezar; solo fue una forma ilusoria creada por tu pensamiento previo. Entonces es tu pensamiento presente el que la trata como una persona real. Es tu pensamiento presente que se aferra a tu pensamiento anterior; pero piensas erróneamente que estás interactuando con una persona real. Una vez que surge sujeto y objeto, surge un “yo” que está consciente, y el objeto de esta conciencia. Operando sobre esta base dualista, no logramos reconocer que el objeto de nuestra conciencia no se más que un sueño en nuestra propia mente. El participar en la actividad sexual con otro es, de hecho, tu propio pensamiento posterior y anterior que cometen este acto sexual.

Cuando esta idea equivocada se manifiesta por la noche, es un sueño. Pero durante el día, ¡es también lo mismo! Cuando los enamorados se llaman uno al otro por teléfono, se preguntan: “¿Me echaste de menos?” “¡Por supuesto!” “¡Te extraño!” El chico piensa que está echándo de menos a la chica. En realidad, la persona que piensa que echa de menos no es ni siquiera una persona real, pero él piensa que ella lo es, ¿no es así? Un practicante me dijo una vez que la primera vez que una chica rompió con él fue después de que hubieran estado juntos por unos cuantos años. Después, llegó a la conclusión de que, en realidad, nunca había estado enamorado de esa persona. Había estado enamorado de una persona idealizada en su propia mente. Así que, en realidad, no había roto su corazón; solo había amado de forma errónea. Bueno, ese practicante todavía no podría comprender el“no-yo.” Después de todo, no habia amado siquiera a una persona; solo había amado a su pensamiento previo. ¿No es cierto?

No es una persona real. Es solamente tu pensamiento anterior. Aún así, cada vez que piensas en ella, ese pensamiento surge. Cuanto más piensas en esa persona, más frecuentemente ese pensamiento volverá a surgir. Generalmente, cuando pensamos en una persona, no solo surge la imagen de esa persona, si no que está conectado con todos los tipos de sentimientos. “Los doce eslabones del surgimiento dependiente" contienen: “contacto, sensación, deseo, aferramiento y existencia.” Siempre que pienses en ella, creará sentimientos tanto físicos como psicológicos. Aquellos sentimientos luego dan lugar a incluso más pensamientos. Es interactivo, de este modo, siempre que reconozcas: “Bueno, eso no es más que una imagen,” no sirve de mucho. Al momento que reconoces que es una imagen, tu cuerpo ya ha experimentado unos cuantos cambios y sensaciones.

Por consiguiente, si tienes todos estos diversos pensamientos, entonces debes ir más allá de lidiar con estas imágenes y ver a través del hecho de que son meramente imágenes. Además, debes tener la capacidad de ver a través del hecho de que los varios sentimientos y sensaciones que tienes son también ilusorios y falsos. Son también solo pensamientos. Incluso si experimentas todos los tipos de sentimientos, no debes ni favorecerlos ni rechazarlos.

Acabamos de hablar de la mala conducta sexual, y ahora hablaremos sobre la matanza. El sutra habla de los animales que matan a otros animales para sobrevivir. La raíz de esto es codicia. Los animales se aferran al deseo de sobrevivir, de seguir viviendo, de manera que matan y comen otros animales. Lo mismo ocurre con los seres humanos. ¿El acto de comer no está basado en el deseo de vivir? ¿Nuestra matanza de pollos y patos no se debe a la codicia o al deseo? Uno de los motivos por los que matamos se debe a la supervivencia. Otra razón es simplemente por gusto.

Vamos a hablar del robo. El sutra aborda esto desde la perspectiva de los animales. Las personas comen corderos. Los corderos mueren y se convierten en seres humanos, mientras que las personas que comieron los corderos se convierten en ovejas. A esto lo llamamos causa y efecto y consecuencia kármica. Matas a los animales. ¿Están esos animales dispuestos a ser matados por ti? Naturalmente, eso está en contra de sus deseos. Por lo tanto, esto es robo. Es algo que le arrebataste a ese ser sin su consentimiento. Cuando matas a un animal, simultáneamente cometes un robo. Incluso si ese animal habia sido comprado por ti, todavía cometes robo.

Pregunta: Las personas de los 80s y 90s tienden a comer carne de cerdo, bife, cordero y pollo como alimentación habitual. ¿Significa esto que todos se convertirán en animales en su próxima vida?

Abad: Por ejemplo, cuando alguien toma tus cosas sin tu permiso, ¿no querrías recuperarlas? ¡Por supuesto! Por lo tanto, si me comieras sin mi permiso, entonces en nuestras próximas vidas, te comería. Para evitar este ciclo, si alguien ha robado tu vida, entonces lo mejor es solo dejarlo pasar. De lo contrario, si tratas de robársela nuevamente a través de matar a esa persona, entonces la próxima vez, esa persona intentará robar tu vida otra vez. Todo se enreda, sin saber quién o qué inció toda esta dura experiencia. Terminarán robandose el uno al otro, una y otra vez, en un ciclo interminable.

En el sutra se dice que, incialmente, había un pensamiento que se aferró a la“iluminación.” Lo que esto significa es que: ese primer pensamiento se había aferrado al objeto de iluminación. Al principio, no había ni sujeto ni objeto, sino que, a través de dedicarse falsamente a iluminar un objeto, allí surgió el sujeto y el objeto y, de ahí en adelante, siempre habrá un objeto de iluminación en todo momento.

Por lo tanto, para evitar cometer la matanza, el robo y la mala conducta sexual, tenemos que detener el deseo de iluminar. Por ejemplo, cuando te sientes aburrido, deberías pensar en sentirte genial, en lugar de buscar algo para entretenerte. No importa qué karma cometes, ya sea la matanza, el robo o la mala conducta sexual, debe existir primero el sujeto y objeto de iluminación. Este sujeto y este objeto de iluminación son llamados “ilusión” o “ignorancia” (“no-iluminación”).

Por ejemplo, un mosquito te pica sin tu permiso. Lo mataste. ¿Obtienes la aprobación del mosquito antes de matarlo? No solo has roto el precepto de no matar, sino también has violado el precepto de no robar. El mosquito podría haberte chupado un poco de sangre pero, en realidad, no te ha debido tanto. Pero lo mataste. En el futuro, volverá para robarte tu vida. Cuando dices que has matado al mosquito, ¿realmente ha sido matado por ti? Si es realmente matado, entonces no volvería a reclamar la deuda. Por este motivo, sabemos que es el cuerpo del mosquito el que ha sido dañado por ti, similar a un coche siendo robado por ti. ¿No es así?