viernes, 28 de julio de 2011
páginas relacionadas con DDM

這個頁面上的內容需要較新版本的 Adobe Flash Player。

get Adobe Flash Player

Métodos para poner fin al sufrimiento
La esencia del Chan
1. Correcta Comprensión y correcta visión

El Budadharma señala que el sufrimiento es la realidad de la vida, de manera que podemos liberarnos a nosotros mismos de todo sufrimiento. ¿Cómo podemos lograrlo?

Las Cuatro Nobles Verdades del Budismo, el sufrimiento, el origen del sufrimiento, el cese del sufrimiento y el camino que conduce al cese del sufrimiento, son el camino a través del cual las personas comunes pueden convertirse en sabios. La verdad del sufrimiento explica la esencia de la vida; la verdad del camino que conduce al cese del sufrimiento detalla los métodos de la cultivación espiritual. El camino que conduce al cese del sufrimiento tiene ocho componentes, conocidos conjuntamente como el Noble Óctuplo Sendero: recta comprensión, recta visión, rectas palabras, recta acción, rectos medios de vida, recto esfuerzo, recta atención y recta concentración. Si uno ha perfeccionado el Noble Óctuplo Sendero, comprenderá el estado de liberación que transciende todo sufrimiento. La recta visión es de extrema importancia. Ésta implica la comprensión y la creencia en la ley del karma a lo largo de las vidas pasada, presente y futura.

Con la recta comprensión y la recta visión, uno comprenderá que todo el sufrimiento que experimenta en esta vida proviene del karma que ha creado en los innumerables kalpas anteriores, o eones, desde el tiempo sin comienzo. La gente exclama a menudo: “En toda mi vida nunca he hecho daño a nadie. ¿Por qué me dañan así?” Necesitamos comprender que nuestros resultados kármicos actuales derivan de las causas kármicas que creamos en las vidas pasadas.

Desde el tiempo sin comienzo, hemos estado vagabundeando en el samsara, el ciclo de nacimiento y muerte, y en las incontables vidas hemos creado lazos kármicos tanto positivos como negativos con otros seres. Los lazos kármicos positivos nos traen recompensas, mientras que los lazos kármicos negativos nos traen castigo. Por consiguiente, no deberíamos mirar el resultado del karma pasado sólo en términos de nuestra vida actual. Mucha gente ve que los malhechores no reciben castigos en esta vida, así que piensa que la ley del karma no existe. De hecho, aunque alguien que crea mal karma no recibiera el castigo kármico en esta vida, no será capaz de escapar de la ley de causa y efecto en las vidas futuras.

2. Abstenerse de las acciones no saludables; aceptar la retribución kármica con ecuanimidad

¿Cómo podemos poner fin al sufrimiento y alcanzar la felicidad? Antes de nada, deberíamos dejar de crear causas de sufrimiento. Eso significa la abstención de realizar acciones no saludables. Deberíamos aceptar también nuestras retribuciones kármicas con ecuanimidad, mientras al mismo tiempo buscar salvar a los demás del sufrimiento. Incluso cuando los demás están haciéndonos sufrir, no deberíamos tomarlo a pecho. En cambio, deberíamos ponernos en su lugar y buscar beneficiarles. Esto es el espíritu de un bodhisattva. Si podemos seguir el camino del bodhisattva, no sentiremos que somos tratados injustamente en medio del sufrimiento y la injusticia.

Uno de mis discípulos laicos fue vendido por sus padres cuando apenas tenía tres días de vida. En sus cincuentas, después de que sus padres adoptivos hubieran pasado a mejor vida, aún tenía que asumir la carga de cuidar a sus padres biológicos, quienes eran ancianos y débiles. Mientras otros pensaban que esto fue injusto para él, sólo me dijo: “Shifu, soy realmente bendecido. Otros sólo tienen dos padres, yo tengo cuatro.”

Pensando de esta manera, su mente estaba tranquila y feliz. Por otra parte, si hubiese pensado de forma distinta, habría sentido gran dolor y si se hubiera quejado amargamente: “Mis padres biológicos fueron crueles, me vendieron cuando tan sólo tenía tres días de vida. ¿Cómo diablos pueden esperar de que yo los cuide al ser viejos? ¡Esto es injusto!”

Son raros los casos en los que los niños hacen más sacrificios que sus padres. La mayor parte del tiempo, es al contrario. ¿Esto es justo o no? No deberíamos tener apego a las ideas de justicia. Con tal de que podamos mantener la mente tranquila, nuestra vida será más feliz.

En las sociedades modernas, todo el mundo habla de la imparcialidad y justicia, pero, ¿son realmente alcanzables? Con ciertas cosas, buscar ser mutuamente complementario podría ser el curso natural a seguir, en lugar de buscar ser justo. De esta manera pienso que el verdadero significado de la justicia radica en el cumplimiento de las propias responsabilidades y el desempeño del propio papel, cada uno en su respectiva posición en la sociedad.

Especialmente si uno ha adquirido la recta comprensión y la recta visión del Budismo, entonces, basado en la ley del karma, comprenderá que la situación individual de cada uno es única en términos de bendiciones, causas, condiciones e inteligencia. Sosteniendo este punto de vista, ya no nos preocuparemos de si las cosas son justas o no. De este modo, nuestras mentes serán tranquilas y liberadas de aflicciones, y no seremos propensos a mirar a los demás como enemigos.