jueves, 18 de julio de 2011
páginas relacionadas con DDM

這個頁面上的內容需要較新版本的 Adobe Flash Player。

get Adobe Flash Player

Sueños
La esencia del Chan
Pregunta:
Todos soñamos. Algunos sueños tienen más significado o son más reales que otros. ¿El Budismo habla de diferentes clases de sueños? Por ejemplo, leí una carta del Maestro Ta-Hui (Tsung-Kao), en la cual contaba que una persona decía que mientras dormía, en sus sueños apareció el maestro entrando en su habitación. Más tarde el Maestro Ta-Hui confirmó que realmente lo había hecho. Ud. también dijo que si alguien piensa o sueña con Ud. con convicción, entonces estará allí. Por otro lado, el Budismo dice que todo es ilusión. ¿Puede hablarnos sobre esto?

Shi-Fu (el Venerable Maestro Sheng Yen):
Los sutras Mahayanas dicen que si una persona practica y estudia el Dharma de Buda con gran convicción, ella soñará con Budas, Bodhisattvas y mundos de Buda. Estos sueños pueden ser reales. Ha ocurrido que muchos maestros y patriarcas durante el curso de su práctica en sus sueños han recibido instrucciones de dónde encontrar o buscar a sus maestros. Hay numerosas historias relacionadas a antiguos maestros Chan y sus sueños. Una historia nos dice que había un maestro Chan que deseaba visitar una granja que pertenecía a un monasterio situado en otro lugar. Una mañana sin decir nada a nadie, abandonó su morada y se encaminó hacia ese lugar. Cuando llegó a la granja, un monje lo recibió como si lo hubiese estado esperando.

Extrañado este maestro le preguntó cómo sabía que él vendría, y el monje le respondió que la noche anterior una deidad le avisó en sueños que un maestro llegaría para la hora de la comida. El maestro ordenó entonces que esa ofrenda de comida fuese hecha a la deidad y no a él. En este caso el sueño obviamente fue real.

Otra historia se refiere al Maestro Hsu-yun (1840-1959). Una vez él soñó que se encontraba en cierto lugar celestial donde también estaba el Buda Maitreya. Además también veía a viejos amigos y maestros. Él quería quedarse allí pero Maitreya le decía que el karma de su vida presente todavía no había terminado y que debía volver al mundo.

La escuela de “Sólo la Mente” dice que el sueño es uno de los estados de conciencia. La conciencia generalmente se manifiesta a través de los sentidos, pero también puede haber conciencia mental solitaria que no se manifiesta a través de los sentidos. Hay tres niveles de conciencia solitaria. Una se manifiesta en los sueños, una en el Samadhi y la otra en la insanidad. La conciencia solitaria de los sueños surge del karma acumulado desde tiempos remotos. Cuando esta conciencia surge, no tiene conexión con los sentidos, pero podemos decir que proviene de karma previo que fue creado a través de la relación con el medio ambiente.

Se dice que, muchos sastras, fueron escritos por maestros mientras estaban en estado de sueño. Por ejemplo, un sastra muy importante de la escuela “Sólo la Mente”, llamado Yogarary-abhumisastra supuestamente fue escrito por Asanga mientras él estaba en ese estado. Todas las noches, cuando Asanga estaba durmiendo, el Buda Maitreya, le decía que lo que debía escribir apareciendo en sus sueños. Como Asanga fue el único que tuvo estos sueños, debemos creerle. Existe también la historia de alguien que vivió durante la dinastía Tang, y que supuestamente iba a ser ejecutado. La noche anterior, en un sueño, le dijeron que debía recitar el Avatamsaka Sutra, mil veces.

Cuando despertó hizo lo que en el sueño le habían indicado y cuando llegó el momento de su ejecución, esta fracasó y fue absuelto. Podría relatar historias como estas todo el día y toda la noche. Desde el punto de vista del Dharma de Buda los sueños pueden ser de tres clases.

La primera clase envuelve sueños que surgen de nuestros problemas e imaginación. Por ejemplo, miedos de la vida diaria pueden manifestarse como pesadillas. La segunda clase consiste en sueños con alguien con quien tenemos una fuerte afinidad; quizás con alguien de nuestra familia. Cuando algo les sucede, quizás nos enteremos a través de los sueños. La tercera clase incluye sueños con deidades, fantasmas, Bodhisattvas y Budas. Los seres vivientes que han desarrollado ciertos poderes supernormales pueden causar determinados sueños en otros seres vivientes.

El Chan considera todo una ilusión - sueños cortos, largos, reales o irreales, sueños de vida, nacimiento, muerte y renacimiento. - El sueño de nuestra vida diaria es llamado, sueño intermedio. Los sueños que tenemos mientras dormimos son sueños menores. Debemos considerar todos los sueños como ilusorios, no debemos prestarles mucha atención ni impresionarnos con ellos pues dificultarán nuestra práctica.

Hay generalmente dos períodos de sueño. Uno es inmediatamente después de quedarnos dormidos; la mente está reposado pero no totalmente. En este período los sueños suelen ser siempre causados por problemas que hayan surgido durante el día. El otro período abarca el sueño profundo cuando la mente está totalmente relajada. Estos son sueños que pueden tener un alto nivel acorde con la realidad, pero no son frecuentes. Por ejemplo, hay personas que nunca pueden llegar a distender sus mentes lo suficiente como para tener estos tipos de sueños.

En Taiwan, la madre de un conocido budista una vez participó de un retiro que se realizó en mi templo. Antes del retiro, ella no tenía idea de querer participar o de lo que iba a suceder, pero ella soñó con un monasterio con paredes altas donde ella no encontraba la entrada y con un monje que le hacía señales. Ella no reconoció ni al monasterio ni al monje. Algunos días después leyendo el diario, encontró la foto del monje de su sueño que era mi maestro. El ya murió hace muchos años y ella nunca lo había visto antes. Cuando llegó a mi monasterio también reconoció el lugar que ella había soñado.

Estudiante:
Yo he soñado con Ud., Shi-Fu. Esto sucede raramente, pero cuando sueño con Ud. el sueño es claro y yo también me levanto con la mente muy despejada. Cuando lo consulté respecto de este sueño, Ud. me respondió que si yo necesitaba su guía y pensaba en Ud. con convicción y sinceridad, Ud. estaría allí. No sé si Ud. quiso decir esto literalmente o en sentido figurado.

Shi-Fu:
El sueño qu describe es del segundo tipo, aquel en el cual hay correspondencia entre dos personas. Cuando Ud. piensa en mí y necesita mi ayuda, Ud. se ve “alcanzado” por el poder de mis votos. Pero esto depende del que sueña. Es su mente la que es capaz de hacer esto. Puedo estar despierto, o si estoy durmiendo, estoy soñando mis propios sueños. Nosotros no estamos compartiendo el sueño. Tales sueños suceden ocasionalmente.

Hay momentos en que las personas sueñan con alguien que nunca conocieron, pero que les aconseja sobre algo o les da instrucciones. En Taiwan muchas personas me han dicho que vienen a verme porque han soñado conmigo a pesar de que nunca me han visto anteriormente. Yo les digo que realmente estaban soñando. Ellos me dicen que en el sueño yo les decía que visitasen el templo; pero yo les respondí que no recuerdo haberlos encontrado. Estos son sueños de tercera categoría. Puede ser una deidad protectora del templo u otro espíritu que toma mi apariencia y dirige a estas personas hacia este lugar.

No soy yo. No podría descansar si tuviese todo ese trabajo. La mayoría de estos sueños provienen del flujo de la conciencia del que sueña. La otra persona no está realmente apareciendo en el sueño. Esto es lo que sucede cuando sueñan conmigo. Una discípula me contó un sueño que tuvo con su anterior maestro quien murió hace 15 años. El sueño fue muy claro y él le transmitió un aviso importante. ¿Qué es esto? Quizás fue el flujo de la conciencia de la estudiante; pero también pudo ser el poder mental de su maestro, a pesar de que estuviera muerto. El cuerpo espiritual de un gran practicante puede perdurar mucho tiempo después de la muerte física.

Estudiante:
¿Es posible estar lo suficientemente alerta y vigilante como para practicar mientras dormimos y no soñar?

Shi-Fu:
Como dije antes, las personas sueñan porque tienen problemas durante el día. Las pesadillas, por ejemplo, suceden cuando una persona está muy tensionada, cuando tiene un desequilibrio químico o está enferma. También puede deberse a su mal karma. Controlar estas pesadillas con la meditación es muy difícil. Cuando Ud. sueña no tiene control. Y cuando medita despierto es difícil controlar sus pensamientos ni siquiera los percibe hasta que ellos paran. Imagine cuanto más difícil es controlarnos mientras dormimos. Algunas personas me dicen que pueden repetir el nombre del Buda mientras duermen.

Yo creo que esto es más un producto de la tensión que de una buen práctica. Para tener menos sueños debemos disminuir nuestras aflicciones de la vida diaria. Debemos se más calmos. Si estamos estables y tenemos nuestra mente tranquila nuestros sueños disminuirán.

Estudiante:
¿Es peligroso soñar que uno se lastima?

Shi-Fu:
Yo no interpreto sueños. Algunos dicen que ellos tienen un significado y que ciertas imágenes tienen un significado simbólico; pero cada cultura tiene su propio sistema de símbolos. Cambian de lugar a lugar, y de época en época. Interpretar sueños no es importante. Yo no interpreto ni los míos ni los ajenos.

Estudiante:
Leí respecto de un hombre que dijo soñar consigo mismo treinta años más tarde y que su versión más vieja le dio un aviso importante. El mismo hombre comentó que con su esposa, mientras ambos dormían, compartían el mismo sueño. ¿Es esto posible?

Shi-Fu:
Sí. Esto puede ser posible, pero ¿es realmente importante? La mayoría de estas historias sólo sirven para despertar la curiosidad de las personas. Son novelas. La mayoría no sabe ni interpretar correctamente los sueños ni controlarlos. Conocía a una mujer que soñó que veía un ataúd cerrado en una habitación que no le resultaba familiar. Dos años más tarde, su padre falleció y fue llevado en ese ataúd a la misma habitación con la cual había soñado. Esta historia es interesante pero ¿para qué sirve? Podría llamarse a este sueño, un mal presagio, pero la mujer no supo qué hacer con este sueño hasta que lo vio realizado. Si hubiera sabido que se refería a su padre, ¿podría haber hecho algo? Ella no sabía el momento, el lugar o cómo él iba a morir. Como practicantes Chan no debemos apegarnos o darle mucha importancia a nuestros sueños. Nuestro mundo ya es suficientemente ilusorio.