jueves, 9 de abril de 2011
páginas relacionadas con DDM

這個頁面上的內容需要較新版本的 Adobe Flash Player。

get Adobe Flash Player

Sabiduría del corazón pacífico
Con compostura,
enfrentamos valientemente estos eventos desafiantes,
apoyándonos en nuestra sabiduría colectiva,
para capear esta tormenta juntos.

Ante los desastres naturales y los provocados por el hombre, desde la perspectiva budista, aprendemos a aceptar las causas y los efectos, así como a enfrentar estos desastres con compostura.


Las posibilidades de desastres provocados por el hombre disminuirían en un entorno armonioso. Cuando hay un equilibrio en las causas y condiciones, la sociedad se vuelve más estable y esto conduce a una reducción de los desastres naturales.

Como tal, cuando nos enfrentamos a desastres naturales y provocados por el hombre, debemos esforzarnos por mantener la compostura y la calma, además de hacer todo lo posible para estar en armonía entre nosotros y con el medio ambiente.

Ayudarse a sí mismos antes de ayudar a otros solo es posible para aquellos que se ayudan a si mismos. Deberíamos intentar estar en paz con nosotros mismos y apreciar nuestras afinidades kármicas y bendiciones. Recitemos y cantemos frecuentemente "Namo Bodhisattva Guan Yin" y "Namo Buda Amitabha"; estemos en paz con nuestras circunstancias, pensamientos y condiciones; estemos atentos a nuestro corazón en todo momento y desarrollemos una mente tranquila y quieta.

Se espera que la "luz de la compasión" y la "luz de la sabiduría" del Dharma traigan calidez al mundo, para que todos podamos estar sanos, en paz, seguros y tener prosperidad. Eso es realmente la paz fiable y duradera por la que nos esforzamos.

- Extractos de "Con tranquilidad en la mente, tendremos paz en la vida" del Maestro Sheng Yen