viernes, 23 de junio de 2011
páginas relacionadas con DDM

這個頁面上的內容需要較新版本的 Adobe Flash Player。

get Adobe Flash Player

El Atareado Hace un Mejor Uso del Tiempo
La esencia del Chan
Conferencia por el maestro Sheng Yen 

En el mundo de hoy, toda la gente está ocupada. Para ganarse la vida, las personas a menudo tienen más de un trabajo o varios trabajos de medio tiempo. Ya agotados debido al trabajo cotidiano, todavía podrían verse obligados a asistir las actividades sociales por las noches. Ocupados por sus carreras, algunas personas desatienden el cuidado de sus familias. Ven a sus hijos una o dos veces a la semana, e incluso el marido y la esposa no tienen tiempo suficiente para comunicarse puesto que salen temprano para ir a trabajar y vuelven a casa muy tarde. Con tal agotador estilo de vida, es un gran problema tomar cuidado adecuado de la familia e hijos.

Sin embargo, desde mi propia experiencia y lo que he aprendido, puedo decir que “el atareado hace un mejor uso del tiempo,” porque con determinación, las personas ocupadas pueden emplear y manejar completamente su tiempo de manera que tanto el trabajo como la familia estén bien cuidados.

Aunque yo no estoy cargado de obligaciones de una esposa e hijos, sí tengo una gran familia monástica con discípulos para mantener, cuidar y educar, asumiendo las tres responsabilidades de padre, madre y maestro. Tengo que dedicar incondicionalmente mis energías a administrar el monasterio y cuidar a mis seguidores. Incluso con una agenda extremadamente ocupada difundiendo el Dharma, nunca me olvido de cuidar y mostrar preocupación por cada discípulo; a veces a través de hablar con ellos y guiarlos en reuniones de grupo, y, otras veces, enseñándolos y alentándolos por medio de conversaciones individuales. Como reza el refrán chino: “Nadie conoce mejor a un niño que su propio padre.” Como su padre, pienso que ellos deben haber encontrado en mí un amigo del alma que los comprende bien, si no, no estarían tan contentos de ser mis discípulos. Similarmente, si los padres no conocen las aspiraciones, personalidad, intereses, capacidades y potencial de sus hijos, no serán capaces de guiarlos y ayudarlos a elegir su futuro. Si los padres no crecen y aprenden con sus hijos y se convierten en sus amigos íntimos y del alma, no serán capaces de obtener la confianza de sus hijos y hacerlos sentir seguros.