viernes, 23 de junio de 2011
páginas relacionadas con DDM

這個頁面上的內容需要較新版本的 Adobe Flash Player。

get Adobe Flash Player

6. Longevidad y felicidad
La respiración adecuada aporta mucho al alivio de la carga del sistema nervioso simpático. Generalmente, las personas usan sus pulmones y pecho como punto central de la respiración. Los practicantes Chan, sin embargo, desplazan su centro respiratorio al abdomen inferior, o lo que llamamos dantian o qihai. La idea es usar la presión abdominal como un medio, y luego emplear la voluntad para controlar el sistema nervioso parasimpático, así como para dilatar los vasos sanguíneos, bajar la presión sanguínea, reducir el tono simpático e incrementar la secreción de acetilcolina para lograr tranquilidad, serenidad y desintoxicación.

El desplazar el centro respiratorio del pecho hacia el abdomen inferior no se puede lograr con sólo un par de días de práctica. Algunos maestros de yoga y Qigong (Chi-kung) aconsejan adoptar la respiración abdominal para alcanzar este propósito. Pero este método no es adecuado para todo el mundo. Si aquellos para los que la respiración abdominal no es adecuada físicamente, debido a condiciones congénitas o adquiridas, se fuerzan a dedicarse a esta práctica, podrían lastimarse.

El método seguro es respirar de forma natural. Simplemente enfoca tu atención en la respiración – no te esfuerces por lograr un resultado rápido-y mantén una respiración normal mientras prácticas. Después de un período de tiempo, naturalmente tu respiración se hará más lenta, reducirá su frecuencia y se hará mas profunda. Un día, descubrirás que tu centro respiratorio se habrá movido desde el pecho al abdomen inferior.

La respiración abdominal puede transportar sangre almacenada dentro del hígado y el bazo hacia el corazón para poner la sangre almacenada en uso. El hígado y el bazo producen y almacenan sangre, manteniendo un tercio del suministro sanguíneo de todo el cuerpo. Otro tercio está en el corazón y el resto en los tejidos musculares del cuerpo. La sangre almacenada dentro del hígado y el bazo normalmente no entra en el sistema circulatorio. Sólo cuando es necesario, se usa para compensar la deficiencia del suministro sanguíneo del corazón. La respiración abdominal equivale a añadir un corazón auxiliar al cuerpo humano, causando que el volumen de sangre en el sistema circulatorio se incremente.

El incrementar la cantidad de sangre en el sistema circulatorio aumenta su capacidad para suministrar nutrientes, y de este modo revitalizar y restaurar las células o los tejidos atrofiados, permitiendo a las células o tejidos bloqueados y moribundos a revivir y regenerarse gradualmente. Debido a esto, la meditación Chan puede ayudar a curar varios tipos de raras y graves condiciones médicas y enfermedades crónicas.

Si alguna vez has contraído una enfermedad inusual que casi no responde al tratamiento, también podrías aprender a practicar la meditación Chan. A pesar de que la meditación Chan no puede curar condiciones médicas tan rápido como la extirpación del apéndice en caso de apendicitis, no obstante, puede estabilizar tu humor, reducir el pánico y el temor a tu enfermedad y aliviar el sufrimiento provocado por la enfermedad. Por supuesto, hay un límite en nuestra esperanza de vida. La meditación no puede mantenerte joven y vivo por siempre, pero ciertamente está dentro de su poder ayudarte a llevar una vida más larga, feliz e interesante.