viernes, 23 de junio de 2011
páginas relacionadas con DDM

這個頁面上的內容需要較新版本的 Adobe Flash Player。

get Adobe Flash Player

¿Es necesaria la práctica?
La esencia del Chan
Extracto de la conferencia dada por el Maestro Sheng Yen en la Universidad de Columbia, el 24 de abril de 1981.

Tanto en América como en Oriente todavía hay muchas personas que han malinterpretado las nociones acerca del Chan, debido al punto de vista generalizado en que el Chan enfatiza “apuntar directamente a la mente” y prescinde de todos los métodos de práctica espiritual. Dos diferentes errores pueden resultar de este punto de vista: El primero es que uno no necesita practicar porque todo el mundo es originalmente Buda, y ya se es iluminado. El segundo es que sí, necesitamos practicar, pero todo lo que se requiere es sólo sentarse, sentarse y sentarse. Una historia de los antiguos documentos de la Escuela Chan en China ilustra este segundo error. El maestro Ma-tsu Tao-i dedicaba una gran cantidad de tiempo a la meditación sentada. Un día, su maestro, Nan-yueh Huai-jang, apareció y empezó a frotar un ladrillo. Tao-i le preguntó, “¿Por qué está frotando un ladrillo?” Huai-jang le replicó, “Estoy frotándolo para que se convierta en un espejo.” Tao-i dijo: “¡Qué raro! Nunca he oído que al frotar un ladrillo este pueda convertirse en un espejo.” Después de lo cual, el maestro se volvió hacia Tao-i y le dijo: “Y yo nunca he oído que uno pueda convertirse en Buda a través de estar constantemente sentado.”

Es imposible que uno pueda alcanzar la iluminación meramente por sentarse. Pero aún más imposible es la idea de que sin práctica alguna uno es naturalmente el Buda, en el estado de Iluminación. Sin embargo, hay muchas personas quienes creen en la primera idea errónea de que no ser iluminado es la Iluminación misma, y por consiguiente, no hay necesidad de practicar. Mucha gente cree en esta teoría porque es un camino fácil. Por un tiempo en América los jóvenes bohemios consideraron el estilo de vida libre y fácil de Han Shan (Montaña Fría) como el espíritu del Chan. El Budismo llama este tipo de práctica “el camino natural externo.” Debes saber que la verdadera práctica del Chan sigue un curso definido con una base y varios niveles ascendientes, cada uno acompañado de su propio método.