sábado, 27 de mayo de 2011
páginas relacionadas con DDM

這個頁面上的內容需要較新版本的 Adobe Flash Player。

get Adobe Flash Player

Columnas
La religión y la vida
Por el Maestro Sheng Yen

En cuanto a seleccionar una religión a seguir o creer, ésta siempre tiene las relaciones intrincadas con el medio ambiente viviente de la persona. Dentro del círculo de la vida, pretendemos seguir las creencias practicadas por nuestros familiares y amigos. Algunas personas obtienen la información de religión de los libros o de los reportajes noticieros, y aceptan con confianza si sus doctrinas son compatibles con sus conceptos. De hecho, la mayor parte de nosotros no sabemos qué religión seguir. Después de haber venido a contactar con una religión, empezamos a seguirla si encontramos unos dogmas de enseñanza son dignos de nuestra confianza.

Las creencias religiosas pueden ser sanas o insanas. Las religions sanas promueven el crecimiento de conceptos y pensamientos, y mejoran nuestras costumbres de la vida. También son positivos hacia el desarrollo de nuestros caracteres y cultivo moral. Una religión es adecuada si se cumple con las mencionads condiciones, está a beneficio a la sociedad, a la gente y sus familiares, y ayuda en purificar nuestras mentes.
¿Qué religión se justifica insana? Una religión es insana o inadecuada si viola las reglas de naturaleza o choca con la moralidad social y nuestra salud física o mental. Sin embargo, muchas personas carecen del entendimiento y percepción adecuada de la religión. Así, cuando confrontaron con las dificultades y los obstáculos en la vida sin soluciones, y como lucharon en las cruces de la vida sin la ayuda de los demás y sin la respuesta de las oraciones, muchas personas acuden a los templos a pedir al Diós o a las personas quienes practican la divinidad. Ellos tratan de descubrir o encontrar el consejo de las personas extraordinarias de hada, los adivinos o "las personas con perspicacia sobrehumana". Las llamadas personas de perspicacia sobrehumana son las que se consideran poseer las capacidades y los poderes sobrenaturales, tales como pueden augurar el pasado y predecir el futuro con los ojos cerrados. En tales casos, si la predicción de una persona de perspicacia sobrehumana se acierta para dos o tres personas entre las diez, más personas van a venir a visitarlo/la. Si su predicción se acierta para cinco personas entre las diez, pues, la gente va a considerarlo/la como el Diós.

"Pero, ¿sabe cuán seguros son estos maestros sobrenaturales? Querría decir que son inseguros. Basado sólo en cierto nivel de certeza, muchas personas se asocian tal fenómeno con la religión pero no logran cultivar su propia independencia y confiar en su propio juicio. El ser humano tiende a carecer de la confianza en sí mismo. Muchas veces se sienten inseguros y terribles, así, acuden a buscar la ayuda de las mencionadas "figuras" cuando están con pérdida. En cierto nivel, eso no puede ser completamente inútil. No obstante, esto no es de inutilidad o solución absoluta y permanente, y puede solamente ser provechoso en un nivel temporal y superficial para algunos."

La religión no niega o refuta la clarividencia o los sentidos sobrenaturales. Sin embargo, no hay muchas personas quienes poseen realmente los poderes sobrenaturales. Además, una religion decente con credibilidad no va a utilizar esto a reclutar los seguidores. En Tailandia y Myanmar, hay unos maestros budistas de Chan quienes tienen los poderes sobrenaturales, todavía viven como los ciudadanos normales. Algunos lamas tibetanos también tienen los poderes sobrenaturales después de haber estudiado y practicado las doctrinas esotéricas por un largo tiempo, pero no hacen alarde de sus poderes cuando enseñan y propagan Buddhadharma. Algunos patriarcas de Chan también tuvieron los poderes sobrenaturales, pero ellos saben que tales capacidades no so sus metas últimas en práctica. Personalmente, no tengo los poderes sobrenaturales. Mushos de mis discípulos piensan que los tengo, de hecho sólamente estoy obrando recíprocamente con ellos espiritualmente, que se comprenden como los poderes sobrenaturales. No obstante, hay que notar que el objetivo de practicar el Buddhadharma no se limita a la interacción espiritual.

"Algunos conceptos de maestros religiosos no son bastante profundos o claros. Por eso, no son capaces de usar los conceptos o teorías religiosos al guiar a los demás en la práctica de la creencia. Si estos maestros no tienen pensamientos o intenciones maliciosos, el daño no puede ser grande. Lo que se teme es el gran daño que se lleva a los seguidores con las intenciones maliciosas."