sábado, 18 de noviembre de 2011
páginas relacionadas con DDM

這個頁面上的內容需要較新版本的 Adobe Flash Player。

get Adobe Flash Player

No importa si nuestro amor no perdura para siempre, lo que cuenta es tenerse el uno al otro ahora.
Por el Maestro Sheng Yen

"He leído decir a menudo una frase popular en TV :No importa si nuestro amor no perdura para siempre, lo que cuenta es tenerse el uno al otro ahora. Esta frase parece retratar un sentido optimista, pero también tiene un sentido pesimista. Si se transformó esta frase a una actitud descuidada de que dice "La vida y la muerte, todas son las mismas", puede ser una demostración clara de irresponsabilidad."

"Desde un punto de vista positivo, un amor que perdura para siempre es lo que las personas en promedio esperan y es una parte importante del pensamiento detrás de la filosofía china. –que nunca se puede cambiar el cielo y la tierra. Pero estas personas no saben que el cielo y la tierra están intrínsecamente cambiando siempre. El cielo es un concepto muy abstracto. En los términos concretos, la palabra significa un cuerpo celestial, la Vía Láctea, las estrellas o el cielo. Pero el cielo del que la mayor parte de personas hablan es un fenómeno de la naturaleza,- los inviernos fríos, los veranos calientes. Algunas personas piensan que esto es la norma, pero de hecho aunque las estaciones están cambiando. Entonces a esto le llamamos inestabilidad.

El cielo está cambiando y la tierra está cambiando. Mirándolo desde el punto de vista de nuestros cursos de la vida, la corteza terrestre está cambiando. Desde el punto de vista de la historia, la tierra está constantemente cambiando. Algunas personas dicen "El mar cambia a los campos de morera y los campos de morera cambian al mar", las montañas se convierten en el mar y el mar se convierte en las montañas. Como todas las cosas están cambiando, "un amor que perdura para siempre" es un concepto, no es una realidad.

Por lo tanto, si sólo poseemos temporalmente, ¿qué es lo que poseemos realmente? Las personas normalmente piensan de los materiales, la riqueza, el estado social y el poder como estos artículos representan el bienestar, la felicidad y el éxito. Pero estos artículos también cambian. Después de posseerlos por unos tiempos, una parte de ellos va a desaparecer y las cosas que poseemos no son buenos siempre. Por ejemplo: un tifón. Esto puede parecer irónico, pero después un tifón ha golpeado, puedes decir que tuvimos un tifón; después un terrmoto ocurre, podemos decir que tuvimos un terremoto. Pero el tener estos es doloroso.

Hace algunos días, un profesor de nuestro instituto de los estudios budistas sufrió un dolor de cabeza. Gravemente vendado, vino y me dijo: "Maestro, tuve una enfermedad molesta – siendo soltero". Pero fue bastante optimista. Añadió "Muchas personas pensaban que fui herido el 11 de septiembre o en el tifón de Nari. Me siento alegre de que muchas personas se preocupan por mí." Podemos comprender de esto que algunas posesiones pueden ser bienaventuradas y unas penosas.

"Hace poco, alguien me dijo que estuvo muy contento de haber donado dinero a la Montaña Tambor del Dharma el año pasado. Dijo si no hubiese donado el dinero, el dinero se hubiese perdido. Me dijo que perdió completamente su inversión en la bolsa hace poco. Había poseído algunos valores, pero aunque sus bienes disminuyeron después que dóno el dinero, posee satisfacción y alegría. Con todo, como no convirtió sus inversiones de la bolsa en efectivo a tiempo, no le queda mucho ahora. Pero hizo una cosa maravillosa, y esto no ha cambiado. Por eso, sólo podemos poseer la substancia temporalmente, pero una posesión espiritual es algo que podemos poseer para siempre."
"Muchas personas me visitan después de ser oficiales del gobierno. Les digo a menudo que deben diseñar más políticas para la comodidad del público. Los cambios de personal entre los oficiales gubermentales son rápidos, pero su bondad sí se queda después que han partido. Para los taiwaneses de hoy en día, si han hecho algunos logros en el trabajo, aunque la posición puede cambiar según la situación, sus apoyos y contribuciones para el crecimiento social no van a ser temporales. Sin hacer caso de nada que si están con el gobierno o en la iniciativa provada. Si todos podemos compartir esa precepción, las personas no van a tener pensamientos de irresponsabilidad tales como: la vida y la muerte, es lo mismo."