viernes, 23 de junio de 2011
páginas relacionadas con DDM

這個頁面上的內容需要較新版本的 Adobe Flash Player。

get Adobe Flash Player

9. ¿Qué diferencia hay entre el Budismo Mahayana e Hinayana?
En ambas palabras, “Mahayana” e “Hinayana” podemos encontrar la palabra común “yana” que ha sido interpretada, por lo general, como “vehículo” o un medio de transportación. “Maha” quiere decir grande e “Hina” significa pequeño. Por consiguiente, la palabra Mahayana es traslada como “Gran Vehículo” en español mientras Hinayana como“Pequeño Vehículo”. En China, los dos términos también han sido interpretados de una manera más activa. “Yana” puede referirse a llevar a alguien en coche o en barco. Así “Mahayana” denota que uno transporta a muchos seres sensibles a la otra orilla de nirvana. “Hinayana” denota que uno se transporta a sí mismo a la otra orilla de nirvana.

La diferencia básica entre el Budismo Mahayana e Hinayana consiste en los motivos de los practicantes. Un budista Mahayana es testigo de los sufrimientos de todos los seres sensibles (incluyendo uno mismo) y es muy deseoso de ayudar a ellos. Por lo tanto, basa todas sus acciones en el beneficio de todos los seres sensibles y procura ayudar a los demás a liberarse de sus aflicciones y angustias. No se preocupa completamente por su propia liberación. Tesoro de la Tierra (Bodhisattva Ksitigarbha) dijo: No me convertiré en Buda hasta que en el infierno no haya ningún ser sensible. Todo esto refleja el espíritu altruísta del Budismo Mahayana. El fundamento del Budismo Mahayana es las seis perfecciones: dar, guardar los preceptos, paciencia, diligencia, concentración meditativa y sabiduría.

Un budista Hinayana ve la imperfección de este mundo mundano y sus propios sufrimientos en él pero no ve los sufrimientos de los demás seres sensibles por falta de una mente amplia. Por eso, sólo busca su propia liberación. Para un practicante Hinayana, ya es suficiente seguir “los tres aprendizajes”: guardar los preceptos, concentración meditativa y sabiduría. El se interesa por la contemplación del cuerpo y la mente, tiene como fin lograr nirvana a través de realizar estas prácticas.

Los objetos de su contemplación constan de los Cuatro Fundamentos de la Atención, los Cinco Agregados, los Seis Sentidos y los Dieciocho Reinos. En el decurso de su contemplación, se entera de la verdad de impermanencia y no-ego, y así logra la liberación. Para salvar a todos los seres sensibles de sufrimientos, un budista Mahayana hace un voto de hacer todo lo posible para ayudar a los demás. Hace voto de ser una persona de gran compasión y sabiduría. Está determinado de seguir el Sendero de Bodhisattva en su vida y en todas sus vidas futuras en lugar de estar ansioso de liberarse de sus propios sufrimientos. En el decurso de vidas innumerables de ayudar a otros seres sensibles, el practicante del Sendero de Bodhisattva logrará finalmente su Buddhadhood. Un budista Hinayana, por otro lado, sólo busca convertirse en arhat para escaparse del sufrimiento de Samsara y obtener liberación.