miércoles, 13 de diciembre de 2011
páginas relacionadas con DDM

這個頁面上的內容需要較新版本的 Adobe Flash Player。

get Adobe Flash Player

Se celebró el aniversario del nacimiento de Buda Shakyamuni en la DDM.
Según la tradición budista, hace aproximadamente 2500 años, la reina Mahamaya de la ciudad de Kapilavastu de la India, debajo de un árbol sala en el parque Lumbini dió a luz desde su costado derecho al principe Siddharta Gautama, quien después se consagró a la vida religiosa y obtuvo la iluminación, convirtiéndose en el Buda. Tan pronto como nació el principe Siddharta Gautama, nueve dragones del Cielo echaron aguas termales por su boca para bañar al príncipe. Más tarde y de acuerdo con esta leyenda, todos los años los monasterios y templos budistas organizan ceremonias de bañar al Buda en la fecha de nacimiento del Buda Shakyamuni para celebrar esta gran ocasión.

En el Budismo chino, según el calendario lunar chino, el nacimiento del Buda se celebra el 8 de abril. Este año el cumpleaños del Buda cayó el 3 de mayo en el calendario occidental. Para celebrar el nacimiento del Buda, el 6 de mayo del corriente mes la Montaña Tambor del Dharma (DDM, por sus siglas en inglés) organizó en su sede, situada en Jinshan, Nueva Ciudad de Taipei, la Ceremonia de Bañar al Buda, contando con la participación de más de 2.000 fieles budistas.

La ceremonia que conmemora el nacimiento del Buda Shakyamuni fue encabezada por el Venerable Chang Zhan, decano de Asuntos Estudiantiles de la Universidad de la Sangha de la DDM. Después de cantar oraciones de Alabanza a Buda Shakyamuni, los participantes recitaron el nombre sagrado del Buda Shakyamuni y los versos del baño del bebé Buda“Ahora baño al Buda. Su pura sabiduría y virtud adornan a la asamblea. Hago el voto de que todos los seres sensibles del periodo de Cinco Turbiedades puedan obtener rápidamente el puro Cuerpo del Dharma del Buda", y hicieron cola para recoger el agua aromática para bañar al Buda.

En la ceremonia, el Venerable Yen Zhu, miembro de la orden budista de la DDM, manifestó que “el Buda nació como un ser humano normal que, a través de su esfuerzo continuo vida tras vida, alcanzó la suprema perfecta iluminación, lo cual sirve de recordatorio de que todos los seres humanos tenemos la misma naturaleza de Buda y tenemos el potencial de convertirnos en Buda. La idea profunda de bañar al Buda, además de conmemorar el nacimiento del Buda, consiste en recordarnos la necesidad de purificar el corazón y la mente. Si aprendemos a dejar ir los apegos y mantener la mente simple, con la práctica de las enseñanzas del Buda podemos lograr la purificación espiritual.”