miércoles, 21 de febrero de 2011
páginas relacionadas con DDM

這個頁面上的內容需要較新版本的 Adobe Flash Player。

get Adobe Flash Player

Nochevieja china y año nuevo lunar
A diferencia de los países occidentales, que disparan fuegos artificiales en diversas partes del mundo el día 31 de diciembre y comienzan la cuenta atrás para recibir el año nuevo, para los chinos las celebraciones del año nuevo empiezan desde el día de nochevieja china (chuxi, en chino) hasta el Festival de las Lámparas, es decir, desde el último día del calendario lunar chino hasta el día quince de enero del siguiente año.

El año nuevo lunar, conocido también como Festival de la Primavera, es uno de los tres festivales tradicionales más importantes para los chinos (Festival de la Primavera, Festival del Bote del Dragón y Festival del Medio Otoño). Por lo general, las celebraciones del año nuevo chino comienzan desde la última cena de reunión familiar en la víspera del año venidero y a las 12 de la noche en punto la gente empieza a lanzar cohetillos a las calles para dar la bienvenida al año nuevo. En la víspera del año nuevo toda la gente se mantiene despierta, es lo que se conoce como “Shousui en chino (velar el año).” La costumbre“Shousui” tiene dos sentidos: para los mayores “Shousui” significa atesorar el tiempo que les queda de vida; para los jóvenes significa velar para orar por la longevidad de sus padres, por lo que la víspera del año nuevo es también llamada “noche de longevidad.” El año nuevo tiene un significado muy especial para los chinos. A pesar de la fatiga por el largo viaje, todos se liberan del trabajo y retornan a sus lugares de origen para reunirse con sus familiares. En la víspera del año nuevo, todas las familias se sientan juntos y comen la cena de fin de año, tradición conocida como “ weilu”, en chino (rodeando la estufa), cuyo origen se remonta a la costumbre de los antiguos chinos de comer en torno a la estufa como símbolo de unidad familiar y perfección. Después de la cena de fin de año, los padres y personas mayores regalan a los niños o parientes más jóvenes sobres rojos con dinero, que significan buena suerte y fortuna para el que los recibe; la generación más joven de la familia, a su vez, les dan a sus padres y parientes cercanos mayores sobres rojos que significan longevidad y riqueza como gesto de piedad filial. Antes de la nochevieja china, todas las familias comienzan a hacer una limpieza a fondo del hogar, lo cual simboliza echar fuera la mala suerte de la casa. Antes de la víspera del año nuevo chino, la gente suele pegar papel rojo con coplas con mensajes de buen augurio en el marco de las puertas y ventanas, lo cual representa la llegada del año nuevo, buenos auspicios y las bendiciones para el futuro.

Según el horóscopo chino, el 2018 es el año del Perro. El perro está en el décimo primer lugar en los doce signos de animales en orden y en la cultura tradicional china respresenta la prosperidad, el auspicio y la buena suerte. Durante el año nuevo chino, nuestra organización budista, en lugar de ofrecer a la gente un ambiente tranquilo y simple como habitualmente lo hace, decora el lugar con lámparas de papel rojo y banderas y emblemas rojos con los mensajes de buena fortuna para el año nuevo. A partir de la víspera del año nuevo chino, el 15 de febrero de 2018, nuestra organización budista en su sede, monasterios y centros budistas en todo el mundo, organizará una serie de actividades por el año nuevo. Te damos ti y a tus familiares la más cordial bienvenida a nuestra organización budista para hacer ofrecimiento de lámparas y flores al Buda y recibir la llegada del año nuevo chino.

Hacer sonar la campana en la víspera del año nuevo chino
El 30 de diciembre del calendario lunar chino es el último día del año, se llama en chino “chuxi”. En la víspera del año nuevo chino (equivalente a la nochevieja occidental) los monasterios y templos budistas suelen hacer repicar las grandes campanas 108 veces. Según el Budismo, los seres humanos tenemos 108 emociones perturbadoras y cada una de las 108 campanadas de la víspera del año nuevo simbolizan la eliminación de estas impurezas mentales de los tres tiempos, presente, pasado y futuro. El 15 de febrero de 2018, víspera del año nuevo chino, nuestra organización budista, cuya sede se encuentra en Jinshan, Nueva Ciudad de Taipei, Taiwán, hará sonar su Campana del Loto hasta 108 veces alrededor de las doce de la noche, para despedir el año que pasa y recibir el año nuevo lleno de esperanza y alegría.

Acerca de la Campana del Loto
La Campana del Loto, inaugurada oficialmente el 23 de diciembre de 2006, hecha en bronce y moldeada según el estilo de la dinastía Tang, pesa en total 25 toneladas, mide 4,5 metros de altura y tiene un diámetro de 2,64 metros, su grosor máximo es de 29,6 centímetros y su repique puede durar hasta un minuto y 45 segundos. ¿Por qué en nuestra organización budista la llamamos la “Campana del Loto”? Es porque en la campana se inscribe por fuera y por dentro el Sutra del Loto, que tiene en total 69.636 caracteres chinos y es conocido como el “rey de los sutras budistas”, el Mantra de la Gran Compasión, de 424 caracteres chinos y una pintura del pintor Deng Chengen con el tema “Dos Budas sentados en la estupa de las muchas joyas”, proveniente del capítulo once del Sutra del Loto: “Visión de la estupa enjoyada”. En total, en la campana hay inscritos 70.152 caracteres chinos. En Tíbet los habitantes tienen la costumbre de hacer girar constantemente unos pequeños cilindros de oración que llevan en sus manos. Cada vez que hacen girar una vez el cilindro, que lleva los mantras budistas bien inscritos por fuera y que contienen mantras de papel en su interior, eso simboliza que han recitado una vez los mantras budistas; en Japón también existe la costumbre de “hojear las páginas de un sutra sin realmente cantar las palabras”, al realizarlo se simboliza que uno ha logrado el mérito producido por una “lectura rápida”; en nuestra organización budista, a su vez, con el repique de la Campana del Loto se simboliza la recitación entera del Sutra del Loto. Por consiguiente, el Venerable Maestro Sheng Yen, fundador de nuestra organización budista, ha dicho: “Tocar una vez la Campana del Loto equivale a propagar el Sutra del Loto y el Mantra de la Gran Compasión. Oír el sonido de la Campana del Loto equivale a oír el Sutra del Loto y el Mantra de la Gran Compasión. Venerar la Campana del Loto equivale a venerar el Sutra del Loto y el Mantra de la Gran Compasión. ”

A partir del año 2006, nuestra organización budista organiza todos los años en la sede, en la víspera del año nuevo chino, la Ceremonia del Repique de la Campana del Loto, esperando que a través de sonar la campana transmitiendo las bendiciones budistas, todos puedan lograr paz interior y felicidad. Como ya es una tradición, en este 2018 la Ceremonia del Repique tendrá lugar el 15 de febrero por la noche. El venerable Guo Dong, abad presidente de nuestra organización, hará sonar la Campana del Loto, junto a celebridades y ciudadanos sobresalientes de diversos sectores de la sociedad taiwanesa. También impartirá una charla del Dharma y orará por la felicidad y paz de todos los seres sintientes en el año venidero.