martes, 16 de octubre de 2011
páginas relacionadas con DDM

這個頁面上的內容需要較新版本的 Adobe Flash Player。

get Adobe Flash Player

Fueron entregados los Premios Internacionales del Cuidado de la Vida.
Para darles reconocimiento a los individuos y grupos que sirven de ejemplo al público en general en el cuidado de la vida, el domingo 16 de septiembre del 2018 a las dos de la tarde, la Fundación Montaña Tambor del Dharma de las Humanidades y la Mejora Social (DDMHSIF, por sus siglas en inglés) organizó en la Sala de Conferencias Kuo Kuang del Edificio de la Corporación del Petróleo de Taiwán, situado en la Ciudad de Taipei, la séptima “Ceremonia de Entrega de los Premios Internacionales del Cuidado de la Vida”, en la cual se contó con la asistencia de Ko Wen-je (alcalde de la Ciudad de Taipei) el Venerable Guo Dong (anterior abad presidente de la Montaña Tambor del Dharma) Vincent Siew (ex vicepresidente de Taiwán) quienes se desempeñaron, respectivamente, como presentadores del “Premio Individual de la Compasión”, el “Premio Individual de la Sabiduría” y el “Premio Grupal del Gran Voto”. Alrededor de 1.000 personas tomaron parte en la ceremonia que se organiza una vez cada dos años.





















El Venerable Guo Huei, abad presidente de la Montaña Tambor del Dharma, manifestó en su discurso de apertura que los anteriores ganadores de los Premios Internacionales del Cuidado de la Vida, ya sean individuos o grupos, todos poseen las cualidades de “confianza” y “aspiración”. La confianza aquí se refiere a conocer claramente los propios puntos fuertes y los recursos que uno posee, de manera que uno pueda reconocer sus propios defectos y limitaciones. El cuidado de la vida radica en sacar brillo a los propios puntos fuertes para ayudar a otros a crecer; y después corregir los propios defectos para ayudarse a crecer a si mismo. La aspiración es considerar el beneificar a los demás como lo que uno debe hacer y beneficiar a otros en todo momento y lugar. Para la Montaña Tambor del Dharma, es un gran honor poder expresar su respeto y homenaje, a través de otorgarles los premios, a las personas y los grupos que poseen tanto la confianza como la aspiración.





















Vincent Siew, quien sirve de voluntario como carrera de por vida, aprovechando esta oportunidad, les expresó su elevado respeto y felicitaciones a los ganadores y, al mismo tiempo, manifestó su agradecimiento a los miembros del Comité de Evaluación por su procedimiento riguroso de aprobación, de manera que las acciones virtuosas y las contribuciones de los ganadores de los premios puedan servir de modelo para la sociedad y contribuir a desarrollar un concepto saludable y positivo de la vida en la sociedad taiwanesa.





















Lin Chia-ju, ganadora del “Premio Individual de la Compasión”, por ayudar a los alumnos con menos recursos a adquirir habilidades para el empleo, ha reunido los recursos locales esforzándose por ayudar a los estudiantes a recuperar el entusiasmo por el aprendizaje y a regresar a la escuela para continuar sus estudios interrumpidos, lo cual ha cambiado por completo la actitud pesimista y rebelde de los estudiantes respecto del aprendizaje, permitiéndoles tener más oportunidades al elegir su carrera, encontrar confianza en sí mismos y tener un mejor futuro. Acompañada por su madre, Lin Chia-ju, al recibir el premio, dijo emocionalmente que agradecía a la Montaña Tambor del Dharma por otorgarle el premio, lo cual le daba una enorme fuerza para seguir adelante.





















Liu Ta-tan, primer inventor físicamente discapacitado del mundo que tiene más de 200 patentes de invención y ganador del “Premio Individual de la Sabiduría”, quien en su niñez sufrió de poliomielitis que causó atrofia de la masa muscular de sus dos piernas. Pese a las discapacidades físicas, a lo largo de los años se ha dedicado a la invención de productos utilizando residuos y convirtiéndolos en algo útil. No sólo ha hecho muchas contribuciones a la industria de Taiwán, sino que también se ha esforzado por cuidar y orientar a los grupos vulnerables con discapacidades físicas o mentales para que tengan habilidades a través de la formación profesional que les permita ser económicamente autosuficientes. Liu Ta-tan manifestó que, al enterarse de que ganara el Premio Individual de la Sabiduría, tenía más confianza en realizar invenciones en favor de la sociedad, proponer empleos protegidos para los grupos vulnerables y dar conferencias para compartir con el público su vida inspiradora. Cuando el Venerable Guo Dong otorgó el premio a este “gigante pequeño” con una posición agachada, los aplausos incesantes resonaban por toda la sala.





















La Fundación de Bienestar Social Good Shepherd ganó el “Premio Grupal del Gran Voto” por dedicarse a largo plazo a prestar atención a los adolescentes de alto riesgo, las víctimas de violencia doméstica, las familias monoparentales y las víctimas del tráfico humano, aceptándolos y cuidándolos con entusiasmo y compasión y ayudándolos con amor a recuperar la confianza en sí mismos y haciendo que puedan reintegrarse a la sociedad y que su vida volviera a la normalidad. Tang Jing-Lian, monja católica de origen malayo que ha dedicado más de 30 años a la asistencia de los grupos socialmente desfavorecidos, al recibir el premio en nombre de la fundación, agradeció el apoyo del público general y el reconocimiento dado por la Fundación para las Humanidades y la Mejora Social de la DDM.





















Después de la ceremonia de entrega de premios, la Fundación para las Humanidades y la Mejora Social de la DDM celebró un concierto de agradecimiento, que reunió al coro de la DDM y varios de los cantantes más conocidos de Taiwán, tales como Chyi Yu, Na Na Tang, Roger Yang y Kang Ji-Liang, étc., para conmemorar al Venerable Maestro Sheng Yen, fundador de la Montaña Tambor del Dharma y creador de los Premios Internacionales al Servicio de la Vida.