martes, 19 de marzo de 2011
páginas relacionadas con DDM

這個頁面上的內容需要較新版本的 Adobe Flash Player。

get Adobe Flash Player

Creando una Cutura de Conexión- Dimensiones Internas del Cambio Climático en el Medio Oriente
Las principales conferencias y cumbres internacionales en 2015 sobre la financiación para el desarrollo, el desarrollo sostenible, y el cambio climático han definido una nueva agenda para el desarrollo sostenible en los próximos 15 años. A todos los niveles, desde el global hasta el local, las miradas ahora se dirigen a implementar esta agenda ambiciosa. Se necesita un cambio en el entendimiento, un reconocimiento de la interconexión más profunda entre todos. Los interesados comenzaron a utilizar enfoques para examinar la serie de cuestiones en conjunto centrándose en las conexiones entre ellos. Los conceptos de interconexión e interdependencia han entrado en la corriente principal y son palabras cómuntemente utilizadas hoy en día. ¿Cómo este entendimiento nos ayudará a afrontar la crisis climática y ecológica, que también está conectada con las crisis de pobreza, enfermedad e injusticia? ¿Cuál es el enlace más profundo que une estos problemas?

La Asociación Budista de la Montaña Tambor del Dharma en EEUU (DDMBA, por sus siglas en inglés) en colaboración con la Iniciativa Global por la Paz promovida por las Mujeres y la Carta de la Tierra han estado organizando una serie de reuniones regionales de jóvenes para explorar las crisis de nuestra época. Las Dimensiones Internas del Cambio Climático en el Medio Oriente, la quinta en la serie de estas reuniones, fue celebrada en Polis, Cyprus, del 20 al 25 de octubre de 2018. 35 jóvenes ecologistas de diferentes países del Medio Oriente se reunieron para establecer relaciones de solidaridad y conexiones más profundas.

El Sr. Walid Ali, especialista en Cambio Climático Regional del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (UNDP, por sus siglas en inglés) en la región árabe, dio un resumen claro del estado de la región en el Medio Oriente. El cambio climático ha agravado los conflictos regionales en torno a los recursos del agua y la desigualdad de género. El compartió acerca de la aplicación de las iniciativas emblemáticas del UNDP en la región trayendo perspectivas multidisciplinarias para conectar el ambiente, el cambio climático, la reducción de la pobreza, y alcanzar los Objetivos del Desarrollo Sostenible (SDGs, por sus siglas en inglés) relacionados. Los jóvenes ecologistas compartieron las sombrías realidades de lo que está sucediendo en sus propios países y lo que están haciendo para resolverlos.

La Venerable Chang Ji, representante de la DDMBA y uno de los organizadores, señaló que el lado positivo de estos desafíos consiste en que podrían ser el catalizador para sacar la grandeza de la humanidad, porque esta es una oportunidad para nosotros de adoptar una perspectiva diferente sobre la realidad y cómo nos relacionamos con todos los sistemas vivientes en este planeta. Los problemas no pueden solucionarse aplicando el mismo nivel de pensamiento que los creó. El Maestro Sheng Yen había señalado que en nuestros tiempos, deberíamos abrir nuestras mentes para aprender sobre los otros con el fin de no encontrarnos en un aislamiento autoimpuesto con estrechos horizontes, como una rana mirando hacia arriba en el cielo desde el fondo de un pozo. La Venerable Chang Ji se inspiró en la enseñanza del Maestro Sheng Yen para buscar un terreno común pero preservando las diferencias. La colaboración entre diferentes grupos no significa que se reúnen para averiguar quién es superior o inferior, más alto o más bajo, mayor o menor, mejor o peor. Esto solo llevaría a conflicto y oposición. Si podemos dejar de lado todos nuestros conceptos y puntos de vista propios y aplicar el principio del respeto mutuo, entonces todos nosotros podemos interactuar pacíficamente. Al enfrentarse a situaciones complicadas y a problemas, las personas juzgan las cosas de manera dicotómica. La gente piensa que ellos están del lado de la verdad y la justicia, y que cualquiera que esté en desacuerdo con ellos es malo y está equivocado. Perciben dos lados marcamente divididos y no encuentran cabida para el compromiso y la coexistencia. Por lo que surgen grandes disputas y animosidad, y la destrucción recíproca continua sin fin.

A medida que este grupo de 35 jóvenes ecologístas se fue involucrando en una conversación significativa a lo largo de los 5 días, se fueron abriendo a las opiniones de los otros. En nuestras culturas individualistas, han olvidado que la sabiduría que poseen como un grupo no está disponible para ellos como individuos. La diversidad de pensamiento y experiencia es quizás el criterio aislado más importante para obtener un renovado discernimiento y acceder a la sabiduría colectiva. Eso les permitió profundizar su entendimiento colectivo de las perspectivas de cada uno. Esta reflexión colectiva es algo que es más grande que ellos mismos, con la cual pueden conectarse, contribuir y co-evolucionar. Han encontrado que esto crea más aprendizaje que el debate normal caduco sobre los problemas. Una cultura de conexión puede crear una comunidad humana y una fraternidad que es esencial como un elemento indispensable sobre el cual se pueda apoyar la agenda para el desarrollo sostenible.

Texto original en inglés: La Venerable Chang Ji
Foto: Gauri De Santis