jueves, 20 de junio de 2011
páginas relacionadas con DDM

這個頁面上的內容需要較新版本的 Adobe Flash Player。

get Adobe Flash Player

Bendiciones para el año nuevo 2019 por el Venerable Guo Huei, Abad Presidente de la DDM
Un Buen Deseo para el Mundo: Pida un buen deseo y hágalo realidad. Ponga en práctica su deseo y traiga fortuna para el mundo.

¡Amituofo! ¡Feliz año nuevo! Les deseo a todos un asuspicioso año nuevo.

Durante el año nuevo, las personas se saludan con palabras auspiciosas como deseo de un feliz año nuevo. ¿Es útil este tipo de bendiciones? Es muy útil, ya que las sinceras bendiciones son, en esencia, una forma de buenos deseos. Le bendigo, y me bendice. Las palabras de bendición de una sola persona, al combinarse con las palabras de bendición de muchos otros, se convertirán en un poder colectivo de nuestras aspiraciones individuales. Esta es la razón por la que todos los años la Montaña Tambor del Dharma propone un tema diferente de bendición, invitando al público en general a hacer un voto conjuntamente.

¿Por qué necesitamos hacer votos? “Hacer votos”, aunque sea un término frecuentemente usado en el Budismo, cuya idea es similar a lo que nos referimos normalmente a pedir deseos. Tratemos de recordar nuestro estado mental en el proceso en el que pedimos deseos. Cuando pedimos un deseo, nuestra mente está tranquila y en quietud con una clara conciencia. Desde lo más profundo de nuestro corazón hacemos una promesa: estoy dispuesto a hacerlo, es decir, llevar a cabo la promesa de buena gana y por iniciativa propia. Mientras estemos decididos y determinados a desarrollar en profundidad nuestro mundo interior, seremos capaces de explorar nuestro poder potencial e infinito de la compasión y la sabiduría.

Me siento honrado de compartir con ustedes el tema anual de la Montaña Tambor del Dharma (DDM, por sus siglas en inglés) para el año 2019: Un Buen Deseo para el Mundo. Esto fue escrito por el fundador de la DDM, el Venerable Maestro Sheng Yen, como palabras de aliento para el público. Ahora añadimos dos frases de explicación: Pida un buen deseo y hágalo realidad. Ponga en práctica su deseo y traiga fortuna para el mundo. Con esto esperamos transmitir de nuevo los buenos deseos del Maestro para todos e invitar a todos, a través de pedir un deseo y ponerlo en práctica, a transformar la propia fortuna, también a transformar la fortuna de nuestra familia, a transformar la fortuna del público en general, y más aún, a transformar la fortuna del mundo.

¿Cómo pedimos deseos? Un deseo puede ser grande o pequeño. Podemos emplear: “ver el panorama más amplio” y “comenzar por las cosas pequeñas”
como dos principios fundamentales. “Ver el panorama más amplio” incluye dos aspectos principales: uno es el deseo de crecer y de desarrollarse; el otro es el deseo de interesarse por los otros y beneficiar a los demás. Mientras se desarrolle uno de estos dos aspectos, el otro también se desarrollará como resultado.


“Comenzar por las cosas pequeñas” se trata de nuestra práctica actual en la vida cotidiana. Para los individuos, lo más esencial es cumplir con sus deberes, para ser una buena persona. Independientemente de nuestras posiciones y nuestras tareas, deberíamos cumplir con nuestros deberes y asumir las responsabilidades, a través de dar nuestro máximo esfuerzo. Al interactuar con los demás, si podemos mostrar más respeto, entonces seremos más tolerantes; y si mostramos más consideracion e interes personal por otros, se generará más poder positivo. Cuando el cumplir con nuestros deberes e interesarnos por los demás se ha convertido en parte de nuestra actitud hacia la vida o incluso en parte de nuestro estilo de vida, seremos capaces de transformar nuestra propia fortuna y, de esta manera, ayudar a influir en la mejora del entorno general.

Después de hacer un voto, lo más importante es ponerlo en práctica, y aún más precioso es tener la perseverancia para llevarlo a cabo. Si podemos recordarnos continuamente de nuestro propio compromiso, entonces eso se convertirá en nuestra meta y dirección de vida. Con el poder de tal voto, incluso cuando sufrimos contratiempos y dificultades, todavía continuaremos en la misma dirección. Esto es lo más valioso. Para los practicantes budistas, de tener múltiples aflicciones hasta reducirlas y liberarse de las aflicciones, todo esto necesita el poder del voto para llevarlo a cabo. Por consiguiente, hacer votos es un método de práctica muy importante en el Budismo. Hacer votos es también el núcleo esencial para el camino del bodhisattva. Dar prioridad a beneficiar a los demás y dejar de lado el “yo” personal es el voto del bodhisattva. Cuanto más ayudamos a los demás, más podemos deshacernos del ego, y así alcanzar la felicidad genuina.

El significado de la vida radica en valorarla, empleándola para hacer buenas obras por el beneificio de uno mismo y de los demás. Nuestra conexión con nuestra familia y con el público en general es inseparable. A través del poder de hacer votos podemos hacer que nuestra conexión con los demás sea más estrecha y sólida y crear buenos lazos kármicos con los demás. Me gustaría instar a todo el mundo a pedir un buen deseo y a desarrollar la perseverancia para poner en práctica su deseo y transformar conjuntamente la fortuna de nuestra sociedad en su totalidad. Les deseo todo lo mejor. ¡Amituofo!