miércoles, 21 de agosto de 2011
páginas relacionadas con DDM

這個頁面上的內容需要較新版本的 Adobe Flash Player。

get Adobe Flash Player

Gilbert Gutierrez dirigió su primer retiro Chan de 7 días en Taiwán.
Gilbert Gutierrez, de nacionalidad estadounidense y uno de los herederos occidentales del Dharma del Venerable Maestro Sheng Yen, fundador de la Montaña Tambor del Dharma (DDM, por sus siglas en inglés), del 2 al 9 de marzo dirigió por primera vez el Retiro Chan Bilingüe de 7 Días en el Salón de Meditación de la sede de la DDM, contando con la participación de 120 practicantes Chan, de entre 25 y 74 años de edad y provenientes de 16 países diferentes, entre los cuales se encontraban principiantes de meditación, practicantes veteranos con más de 20 años de experiencia en meditación y no budistas.

En el programa diario de este retiro Chan, Gilbert impartió tres enseñanzas budistas. Según él, en este retiro Chan, combinado con el Recto Entendimiento, la primera parte del Noble Óctuple Sendero y los métodos de meditación, orientó a los practicantes Chan basado en un estilo similar al estilo de enseñanza con el cual el Venerable Maestro Sheng Yen dirigía los retiros de meditación en una etapa temprana. El contenido de sus enseñanzas incluyen principalmente las explicaciones de las palabras recogidas de los maestros Chan, tales como Linji Yixuan, fundador de la Escuela Linji, Huangpo Hsiyun, célebre maestro Chan del siglo IX y el Maestro Hsu Yun (Nube Vacía), maestro chino contemporáneo del siglo XX, étc. Gilbert hizo especial hincapié en la importancia del Recto Entendimiento, ya que “el Recto Entendimiento representa la manera en que funciona la mente. Solo cuando sabemos cómo funciona la mente, podemos eliminar de raíz nuestras emociones aflictivas.”

Al final de este retiro, se realizó una sesión abierta de preguntas y respuestas. Las respuestas de Gilbert a las preguntas que planteó la audiencia siempre disiparon las confusiones y dudas de los practicantes Chan y relevaron los puntos ciegos de su práctica espiritual. Por ejemplo, un participante preguntó: “Si el objeto de la contemplación directa es una flor, es posible tener la paz interior, pero si el objeto es un asesinato o su perpetrador, ¿cómo podemos apaciguar la mente de la víctima y de sus familiares?” Gilbert citó como ejemplo un relato que el Venerable Maestro Sheng Yen había narrado: Un taxista mató a la madre y la hija de una familia en un accidente de tránsito. Como los familiares de las víctimas le prometieron al taxista que cuidarían bien de su familia, el taxista recibió la condena a prisión sin preocupaciones.

Según Gilbert, una persona que entiende lo que significa realmente la ley de las causas y condiciones, no toma acciones vengativas que le parecen más directas y justas contra el criminal, sino elige perdonar y “dejar ir” para no crear más afinidad negativa y acabar con los enredos de vida tras vida. El criminal de hoy quizás alguna vez fue víctima y posiblemente está sufrimiento en este momento.

Julien Roy, de Francia, después de escuchar las enseñanzas vivaces de Gilbert, cambió los estereotipos del Budismo que se arraigaban en él, lo cual hizo que quisiera conocer más a fondo sobre el Budismo aunque todavía no había tenido creencias religiosas. Ben Conway, de Australia, al principio no podía aceptar realizar postraciones budistas, pero después de escuchar a Gilbert diciendo que “hacer postraciones es adorar nuestra propia naturaleza de Buda”, se volvía cada vez más feliz cuando hacía postraciones. Gilbert exhortó a los practicantes Chan a continuar practicando diligentemente después de finalizar el retiro y esperaba que pudiera ver otra vez a todos los participantes en el próximo retiro a celebrarse en el mismo Salón de Meditación.

Texto original en chino: Chiu Hui-min
Foto: Lee fan