lunes, 22 de julio de 2011
páginas relacionadas con DDM

這個頁面上的內容需要較新版本的 Adobe Flash Player。

get Adobe Flash Player

Unas 1368 personas tomaron refugio en las Tres Joyas con el Venerable Guo Huei.
El sábado 20 de abril de 2019 a las dos de la tarde, el Monasterio Nung Chan de la Montaña Tambor del Dharma (DDM, por sus siglas en inglés), situado en Peitou, Ciudad de Taipei, organizó la Ceremonia de Toma de Refugio, en la cual unas 1368 personas, en presencia de alrededor de unos 300 amigos y familiares, recibieron los tres refugios y los cinco preceptos, convirtiéndose formalmente en budistas. Esta fue la primera Ceremonia de Toma de Refugio organizada en el Monaterio Nung Chan que presidió el Venerable Guo Huei, abad presidente de la DDM, después de jurar el cargo como el sexto abad presidente de la DDM en el pasado mes de septiembre.

“Recibir los cinco preceptos, no matar, no robar, no tener indebidas conductas sexuales, no mentir y no tomar bebidas alcohólicas ni ingerir intoxicantes, es como recibir vacunas, de manera que tenemos inmunidad frente a las malas acciones y fortaleza para realizar acciones virtuosas”, dijo el Venerable Guo Huei en su charla del Dharma, alentando a los nuevos neófitos a integrar los cinco preceptos en su vida como pautas diarias, y manifestando que la toma de refugio es aceptar las Tres Joyas del Buda, el Dharma (las enseñanzas del Buda) y la Sangha (comunidad de budistas) como nuestro único refugio, y también es el paso inicial en el camino del despertar. Recibir el refugio es un compromiso para renovar nuestras vidas, a través del arrepentimiento podemos purificar nuestra mente de los tres venenos del ansia, la aversión y la ignorancia.

Después de la conclusión de la ceremonia, los monjes y monjas de la orden budista de la DDM colgaron, uno por uno, un collar budista en el cuello de los neófitos, expresándoles sus mejores deseos y felicitaciones por haberse convertido en budistas. El Venerable Guo Huei manifestó que la DDM es una organización budista que promueve los métodos de práctica de la Bodhisattva Avalokitesvara (Guanyin, en chino), cuyo fundador, el Venerable Maestro Sheng Yen, desde su niñez, también había sido practicante de los métodos de Guanyin. Ahora, como ya hemos embarcado en el barco que puede transportarnos para cruzar el mar del sufrimiento, debemos recitar a menudo el nombre de Guanyin, pedir bendiciones a Guanyin, aprender de Guanyin y aprender la compasión y la sabiduría de los Budas y Bodhisattvas para poder ayudar a los seres sensibles a liberarse del ciclo interminable de nacimiento y muerte.

Texto original en chino: Lin Ya-ying
Fotos: Lee Jia-chun, Lin Xiang-huei, Huang Shi-yi, Lin Ya-ying