El XVI Campamento del Despertar se organizó en la DDM.
El sábado 19 de enero de 2019, el XVI Campamento del Despertar, de 11 días de duración, bajo el tema “El Camino de los Iluminados”, organizado por la Universidad de la Sangha de la Montaña Tambor del Dharma (DDM, por sus siglas en inglés), se inauguró en la sede de la DDM, situada en Jinshan, Nueva Ciudad de Taipei, Taiwán. Se contó con la participación de unos 134 jóvenes, de 16 a 37 años, provenientes de los Estados Unidos, España, Brunéi, Hong Kong, Macao, China continental y Taiwán, para experimentar la vida monástica budista. El día 22, bajo la guía y orientación del Venerable Guo Huei, abad presidente de la DDM, y el Venerable Guo Xing, instructor asistente del Salón de Meditación de la DDM, los participantes recibieron los ocho preceptos (no matar, no robar, no tener conductas sexuales, no mentir, no tomar bebidas alcohólicas, intoxicantes y drogas, no sentarse y no dormir en silla o cama elevada o lujosa, no usar ornamentos y perfumes, y no cantar, bailar, escuchar música y ver espectáculos) y se pusieron la túnica marrón (manyi, en chino) mientras recitaron los Versos para Ponerse la Túnica, convirtiéndose formalmente en postulantes budistas.

Durante la transmisión de los preceptos, el Venerable Guo Huei, basado en su propia experiencia de hacer los votos de abrazar la vida monástica, alentó a los participantes a acumular méritos, a cultivar la compasión y la sabiduría, y esperaba que ellos, después del campamento, ya decidieran hacerse monjes y monjas o quisieran seguir practicando como budistas laicos, pudieran hacer grandes votos de beneficiarse a sí mismos y a los demás con las enseñanzas budistas como lo que hicieron los maestros budistas del pasado.

El Venerable Guo Xing, a su vez, felicitó a los participantes por haber completado la recepción de los preceptos, el primer paso para liberarse del ciclo del nacimiento y la muerte y de las emociones aflictivas, les exhortó a continuar diligentemente con su práctica budista y a seguir adelante en el camino hacia la iluminación después de terminar el campamento.

Según la Universidad de la Sangha, a lo largo de esos 11 días, los cursos que tomaron los participantes incluyeron las normas de etiqueta budista, el estilo de vida y moralidad de los iluminados y eminentes monjes, las instrucciones de meditación, recitación budista, étc. El día 29 el campamento concluyó con la Ceremonia de Renuncia a los Preceptos, ya que los participantes, después de terminar el campamento y al volver a su vida normal como practicantes laicos, no tienen que seguir cumpliendo esos ocho preceptos. La Universidad de la Sangha esperaba que después del campamento los participantes pudieran conocer más a fondo las enseñanzas budistas y ponerlas en práctica en su vida cotidiana.

Fotos relacionadas