Jardín Memorial Ecológico

A partir de 1994, año en que la Montaña Tambor del Dharma (DDM) comenzó a difundir la “Protección del Medio Ambiente Social, que trata de promover rituales simples, para bodas, fiestas de cumpleaños y funerales, la DDM ha organizado los funerales colectivos al estilo budista para contribuir a simplificar las tradicionales prácticas funerarias complicadas en Taiwán. El Venerable Maestro Sheng Yen, fundador de la DDM, cree que solo a través de promover los entierros ecológicos y verdes se contribuiye a la protección ambiental y se facilita el manejo sostenible de la tierra y los recursos naturales. 

Cuando la DDM empezó a promover los entierros ecológicos y verdes, se enfrentaba a muchas dificultades. Según los “Reglamentos
para la Dispersión 
de Cenizas de Huesos y Entierros Naturales del Condado de Taipei”, solo en las tierras públicas del gobierno se puede realizar el esparcimiento de las cenizas o los entierros ecológicos. En vista de eso, el Venerable Maestro Sheng Yen decidió resueltamente donar un trozo de tierra de unos 1.322 metros cuadrados, situado en el Centro Mundial para la Enseañanza Budista de la DDM, al Gobierno del Condado de Taipei, para que éste pudiera tener un lugar adecuado para establecer legalmente un jardín de cenizas, estando a la expectativa de que este sitio pudiera servir de estímulo para promover los entierros verdes y naturales.

El año 2007 el Gobierno del Condado de Taipei creó así el primer jardín de cenizas en Taiwán y lo denominó “Jardín Ecológico Memorial” y se lo encargó a la Fundación Budista de la Montaña Tambor del Dharma para su mantenimiento y gestión. El Jardín Memorial Ecológico se inauguró oficialmente el 24 de noviembre del mismo año, hasta el momento se han depositado las cenizas de más de unas 5000 personas. 

Las primeras cenizas que se enterraron en el jardín fueron las del Venerable Maestro Dong Chu, maestro del Venerable Maestro Sheng Yen. Tras el fallecimiento del Venerable Maestro Sheng Yen, según su testamento, sus cenizas también fueron sepultadas en el jardín el día 15 de febrero de 2009. Como en los últimos años los entierros ecológicos se han ido popularizando, todos los años hay alrededor de unas 1000 solicitudes de sepultura en el Jardín Ecológico Memorial. 

 
Volver arriba