Noticias

Seleccione el año:

El Centro Budista de la DDM de Vancouver organizó la Asamblea del Dharma del Bodhisattva Ksitigarbha para orar por todo los seres sintientes

09/04/2023
Durante el Festival Ching Ming, los días 7, 8 y 9 de abril de 2023, el Centro Budista de la Montaña Tambor del Dharma (DDM) de Vancouver llevó a cabo la Asamblea del Dharma del Bodhisattva Ksitigarbha de tres días consecutivos de duración, en la que unos 280 fieles budistas realizaron la práctica del arrepentimiento del Bodhisattva Ksitigarbha y recitaron el Sutra de los Votos Originales del Bodhisattva Ksitigarbha. La Venerable Chang Wu, directora del Centro Budista de la DDM de Vancouver y quien presidió la asamblea del Dharma, guió a los fieles a generar gratitud hacia la bondad del Buda y la benevolencia de sus padres, citando las palabras del segundo capítulo del Sutra Mahayana de las Vidas Previas y la Contemplación del Terreno Mental, titulado “Pagar la Gratitud”: "Si un practicante no tiene un corazón agradecido y actos de devolver la bondad de los demás, es difícil que alcance la Budeidad." Previo al inicio de la asamblea del Dharma, la Venerable Chang Hui, cronometradora de la asamblea, instó a todos los participantes a rezar por todos los seres sintientes del mundo. Siguiendo la orientación de las monjas budistas, los participantes realizaron postraciones de arrepentimiento y recitaron el sutra con sinceridad y devoción, rezando para que el Bodhisattva Ksitigarbha los protegiera otorgándoles bienestar mental y físico, así como bendiciones kármicas y sabiduría. La Venerable Chang Wu explicó que en las escrituras budistas del budismo antiguo había muchos registros que mencionan las enseñanzas profundas del Buda Shakyamuni para sus discípulos monásticos: ¡La bondad de los padres es tan inmensa que es difícil pagarles! Incluso si uno lleva a su padre sobre un hombro y a su madre sobre el otro, les proporciona ropa y alimentos, los baña y los masajea personalmente, etc., haciendo todo lo arriba mencionado por más de cien o mil años,  todavía es imposible pagar la bondad de sus padres. Entonces, ¿cómo el Buda enseñó a sus discípulos a devolver la bondad de sus padres? La Venerable Chang Wu citó “Aṅguttaranikāya” explicando que, además de atender las necesidades materiales de sus padres y cuidarles personalmente, lo más importante es que uno debe brindarles ayuda espiritual. Si los padres de uno todavía están vivos y sanos, uno debe usar medios hábiles para introducirlos al budismo, ayudarles a establecer la fe en las Tres Joyas, observar los preceptos, practicar la generosidad y cultivar la sabiduría. Si los padres de uno ya han fallecido, entonces uno puede visualizar con un corazón sincero como si sus padres también estuvieran asistiendo a la asamblea del Dharma, escuchando el Dharma y así dejando las preocupaciones de lado. Uno también debe hacer abundantes ofrendas y dedicar los méritos obtenidos a sus padres para eliminar los diversos obstáculos que puedan surgir en su camino hacia la liberación y permitirles liberarse pronto del sufrimiento del samsara. La Venerable Chang Wu también señaló que la familia es la unidad más fundamental de la sociedad, así como su componente más principal y estable. Si las familias son armoniosas, la sociedad también será armoniosa y feliz. Por lo tanto, la piedad filial es un principio importante que debe seguirse para mantener el orden social. Si practicamos la piedad filial, no solo estamos siendo buenas personas, sino que también inculcamos el poder de la estabilidad y la armonía en la sociedad. 
más
Volver arriba